19 de enero de 2013

“El día que estuve en Brasil”. Frontera Paso de los Libres- Uruguaiana


Revisando archivos viejos de mi computadora, me encontré con algunas fotos que no recordaba haber sacado. Al verlas note que su calidad no era la mejor, pero claro, en ese viaje a Entre Ríos Corrientes, no había llevado cámara de fotos, así que fueron sacadas con un celular que no llega ni a los 2 megapixeles. Esto me llevo a decidirme de escribir sobre estos dos sitios “No turísticos”

Al contrario del título, podría decir que nunca estuve en Brasil (ni Uruguay). Ya que seria como decir: “Conozco Bolivia porque estuve en Villazón” (o Yacuiba) “Conozco Perú porque fui a Desaguadero”, etc. Pero si puedo afirmar que estuve en territorio de ambos países. Aún así, en el mejor de los casos, de los 8,5 millones de km2 de Brasil, conozco alrededor de 1 km2, osea el 0,0000117 %.

En el caso uruguayo las experiencias fueron dos: La primera, cuando luego de conocer “El Palmar” de Entre Ríosintentamos llegar a Colonia, pero ya en territorio Charrua, luego de realizar todos los tramites en la frontera de Fray Bentos, nos indican que falta un papel del seguro del auto, y recomiendan no continuar para evitar multas.

La segunda, casi igual de decepcionante: Desde Concordia (Entre Ríos) cruzamos a Salto. Esta vez logramos recorrer la ciudad, pero siendo domingo, con una ciudad prácticamente desierta y sin un Peso Uruguayo, el regreso fue rápido. 


El caso brasilero fue distinto: Una ciudad activa nos esperaría en Uruguaiana.

Como generalmente sucede en las fronteras, los intercambios y relaciones cotidianas entre los habitantes de las ciudades de ambos lados de la frontera, son muy intensas. Por eso, no debo olvidarme de que del lado argentino, se encuentra Paso de los Libres, ciudad a la que llegamos luego de visitar al Gauchito Gil en MercedesCorrientes.

Este cruce de frontera, resulta de gran importancia para los camiones que transportan productos entre ambos países, así como para los ómnibus que unen ambos países. Por otro lado, ambas ciudades se destacan por sus carnavales, el del lado argentino denominado “de Frontera“, y el de Uruguaiana se considera entre los mejores carnavales de calle de Brasil

La llegada seria accidentada, ya que se nos rompió el auto en una estación de servicio, pocos kilómetros antes de llegar a la ciudad.

Los empleados de la estación se encargarían de llamar a un mecánico, que, aunque era domingo, nos podía remontar, y reparar el vehículo. A la vez, este mecánico (luego de permitirnos pasar la tarde en su casa mientras conseguía los repuestos), nos contacto con una conocida suya que alquilaba habitaciones para pasar la noche.

Luego de recorrer parte de la ciudad a pie (Buscando donde almorzar) y parte de moto (con el hijo del mecánico yendo a comprar repuestos) y pasar una noche entretenida en la plaza Independencia, continuamos por el otro lado de la frontera. Aunque sea solo a metros de Argentina, por primera vez pisaría territorio brasilero. Por primera vez me encontraría en un país donde no se habla español. Cruzamos el puente Agustín P. Justo – Getúlio Vargas rumbo a al centro de Uruguaiana.



Aunque no lo crean, el motivo principal del cruce fue almorzar, ya que mi papá, muchas veces nos contó de las hamburguesas gigantes que comía cuando de joven visitaba la ciudad.

La cantidad de turistas cruzando la frontera, genero que gran parte de nuestro recorrido, lo perdamos allí. 

Al consultarle a un local donde comer, (no se si el hablaba en portuñol o que) me daría cuenta que él entendía perfectamente lo que le decíamos, pero yo no le entendí una palabra de lo que dijo.

Luego de comer y recorrer la plaza Barão do Rio Branco, sobre la avenida Vargas nos encontraríamos con algunas carrozas del carnaval finalizado los días previos. Según dicen, como ya mencione,  en esta ciudad los carnavales son de los mejores de Brasil. 

Esta experiencia me llevaría a escuchar y tratar de comprender como conviven los habitantes de estas dos ciudades separadas solo por un río. Las diferencias y similitudes de ambas. Ya sea en el idioma, en susfamosos carnavales, etc. Por otro lado, el cruce para comprar productos en la ciudad es habitual, lo que me sorprendió es que incluso nos contaban como dependiendo el precio del combustible, los habitantes cruzan a la ciudad de enfrente para llenar el tanque de su vehículo por un precio inferior.









¿Como llegar?

Desde Buenos Aires

Av Panamericana, hasta ruta 9 en dirección a Zárate. Cruzar el puente de “Brazo Largo”. Continuar por la ruta 14, cruzando la provincia de Entre Ríos. Una vez en Corrientes, tomar la ruta 117, en dirección a Paso de los Libres.

Desde Corrientes Capital

Ruta 12 en dirección sur, hasta el cruce con la 123. Por esta última, atravesar prácticamente todo el ancho de la provincia hasta el empalme con la ruta Nacional 14. Desde allí hasta la 117 en dirección a Paso de los Libres.



17 de enero de 2013

Mercedes, Corrientes: Tierras del Gauchito Gil

Sobre la ruta 123, a 8 kilómetros de Mercedes, en la provincia de Corrientes, cientos de banderas de color rojo, indican que nos encontramos con el santuario dedicado a Antonio Mamerto Gil Nuñez, más conocido como "el Gauchito Gil".




¿Quien fue Antonio Gil?*

Según cuenta la leyenda, Antonio Gil habría nacido a mediados del siglo XIX, en Pay Ubre, cerca de lo que hoy se conoce como Mercedes.

En la guerra civil de Corrientes, dos fracciones se encontraban en disputa, los celestes Liberales, y los colorados Autonomistas, Gil fue reclutado para luchar por el bando colorado, pero se negó a participar y fue considerado desertor. En aquella época, esta acción era considerada un delito y condenada con la muerte.

El 8 de enero de 1878, finalmente fue capturado para ser llevado a Goya, donde seria juzgado. Pero como costumbre de aquellos años, a 8 kilómetros de Mercedes, es atado de los pies a un árbol boca abajo para ser asesinado.

Antes que esto se produzca, Antonio Gil le habría dicho a su verdugo que no lo asesine, ya que un mensajero se encontraba en camino con una carta que indicaba su inocencia. Como el verdugo lo iba a asesinar igual, él le dice al soldado que luego de su asesinato, junto a la carta de inocencia, le llegaría la noticia de que su hijo se encuentra grave de salud, indicándole que ante esta situación, se ponga a rezar en nombre de Antonio Gil. A pesar de estas palabras, el verdugo finalmente termino con su vida.

Al regresar a su hogar, el soldado comprueba que su hijo se encontraba grave, por lo que decide rezarle al gaucho. Al poco tiempo su hijo se cura, por lo que éste decidió enterrar a Antonio Gil y hacer un santuario en el lugar donde lo había asesinado



El Gauchito Gil en la actualidad.

Con el tiempo, este milagro fue tomado por mucha gente, y cada vez más comenzaron a adorar al Gaucho Antonio Gil, utilizando el color rojo (Por el partido autonomista Correntino al cual pertenecía Gil) como símbolo identificatorio.

Este santo profano, no reconocido por la iglesia, pero cada vez obtiene más seguidores alrededor del país. Al punto que en la última celebración de 2012, más de 400.000 personas se acercaron a la ciudad de Mercedes.

Actualmente, el santuario de Mercedes, aparte de las características velas y cintas rojas,cuenta con un mausoleo, lleno de placas de agradecimientos, así como cientos de ofrendas de diferentes tipos. Por otro lado varios puestos de recuerdos rodean a los distintos santuarios.

Poder visitar el santuario, y si es posible el 8 de enero, cuando se celebra el aniversario de su muerte, puede resultar una gran experiencia, tanto para creyentes como para quienes no lo son, para poder comprender esta tradición, que poco a poco se vuelve parte de la cultura y costumbres argentinas, ya que quien viva en el país, o conozca Argentina, más de una vez se habrá cruzado con santuarios rojos al costado de alguna calle o ruta.



Como llegar:

Desde Buenos Aires

Autopista Panamericana, hasta ruta 9 en dirección a Zárate. Cruzar el puente "Zárate-Brazo Largo". Continuar por la ruta 14, cruzando la provincia de Entre Ríos. Una vez en Corrientes, tomar la ruta 119 hasta Mercedes.

Desde Corrientes Capital

Ruta 12 en dirección sur, hasta el cruce con la 123. Por esta última hasta la ciudad de Mercedes (El santuario 8 kilómetros antes de llegar). 

*Entiendo que hay diferentes versiones sobre quien fue Antonio Gil, como transcurrió su vida, su asesinato y posteriores sucesos. Sin intenciones de generar discordia, trato de relatar de la manera más imparcial y objetiva posible. Utilizando los relatos comunes a las diferentes versiones conocidas, sin involucrarme en sucesos o hechos milagrosos y sobrenaturales.

14 de enero de 2013

Sierra de la Ventana, y el cordón montañoso de Ventania. Resumen del viaje

580 kilómetros al sur de Buenos Aires, y con una antigüedad mayor a la Cordillera de los Andes (de 280 a 500 millones de años) se encuentran las “Sierras australes de Buenos Aires“, o más conocidas como el sistema orográfico Ventania.

Con una longitud de 188 kilómetros, comprende los cordones de Pillahuincó, Sierra de la Ventana y Curamalal.

Dentro de este cordón, se encuentran los cerros más altos de la provincia, entre ellos el “Tres Picos” (1.245 metros – es el más elevado de la provincia), el cerro “Napostá” (1.108 metros) y el “La Carpa” (1.050 metros).

En las primeras décadas de 1800, bajo las ordenes del Coronel Rauch, se exterminaría a los nativos de estas tierras, los “Indios Pampas”, y se impondría el nombre a la región, en alusión a un hueco formado probablemente por la erosión, que se ubica en la cima del “Cerro Ventana“.

Casi dos siglos después, el Hueco de la Ventana paso a convertirse en uno de los mayores atractivos turísticos de la Provincia de Buenos Aires.



Durante el verano, sus sierras y su agradable clima, ofrecen una buena alternativa para quienes desean descansar, o realizar actividades de Trekking, mountain bike y cabalgatas. Por otro lado, el arroyo Sauce Grande y sus afluentes ofrecen aguas cristalinas donde bañarse. Cuando su caudal lo permite, es habitual la pesca deportiva.

En el invierno, sus sierras suelen ofrecer un paisaje nevado sobre la comarca, único dentro de la provincia.

¿Qué visitar? ¿Que hacer?

Entre las localidades principales se encuentran: Sierra de la VentanaVilla VentanaTornquist y Saldungaray.

Cerro Tres Picos

Para quienes les guste el trekking, la principal actividad es subir al cerro Tres Picos, el cual con 1.245 metros es el más alto de Buenos Aires.

Los terrenos que rodean al cerro son privados por lo que para llegar se debe acceder por la estancia Funke (Se llega por el “Paso Funke” desde la ruta 76)

A casi 1000 metros de altura, se encuentra la “Cueva de los guanacos“. Sitio donde se puede acampar antes de llegar a la cima. El ascenso lleva aproximadamente 10 horas y es obligatorio llevar bolsa de dormir, carpa, teléfono celular y calentador a gas.



Cerro del amor

Una primera atracción para quien desee tener una mejor perspectiva del pueblo de Sierra de la Ventana, es acercarse al cerro Ceferino, o del amor. El cual tiene una altura de 400 mts, y desde su cima permite apreciar el poblado de Sierra de la ventana y su vecino Villa La Arcadia. También podemos divisar los distintos cauces fluviales de la zona y el antiguo- y aún en uso- puente ferroviario.



Eco Parque Kooch

Ubicado a 1 kilómetro del centro de la localidad, este parque ofrece la posibilidad de ver algunas de las especies animales típicas de la región, entre ellas: ovejas, guanacos, cabritos, patos y cisnes de todas las variedades, liebres, ciervos, burros, ñandúes e incluso monos.

También cuenta con canchas de fútbol y voley, así como camas elásticas y juegos inflables para los más pequeños.

Parapente, Kayak y Canopy

Las sierras y los terrenos de la región, ofrecen un sitio ideal para volar en parapente. “Fly Ventania” es la primer escuela de Vuelo en Parapente de Sierra de la Ventana. Los grandes arboles de Villa Ventana ofrecen la posibilidad de practicar canopy, y en los balnearios de los ríos y arroyos de la región podemos encontrar distintas ofertas de kayaks para recorrer los afluentes. 

Golondrinas de California en Villa Ventana

En el mes de marzo, las golondrinas comienzan a emigrar desde California rumbo a Ushuaia. Dentro de Argentina, dos destinos son habituales de estas aves: Goya (Corrientes) y Villa Ventana. En esta localidad un monumento a las golondrinas nos recibe ingresando por la ruta provincial. 


Pesca con mosca

Si bien esta técnica no es la única a utilizar, es habitual su practica. En los arroyos de la región a comienzos de 1900 fue implantada la trucha. Aparte de este pez, es posible encontrar pejereyes y Percas. Consultar reglamentaciones y cantidades que se pueden extraer.

El Fortín Pavón en Saldungaray

Cerca de esta localidad, se encuentra este fuerte construido por Juan Manuel de Rosas en 1833, cuando se lanzo rumbo a la conquista de los territorios del sur de la provincia de Buenos Aires. En un principio llamado “El Sauce“, por encontrarse junto al arroyo Sauce Grande, contó con distintas ocupaciones, hasta que en 1900 Pedro Saldungaray compro las tierras, y fundaría el poblado homónimo. En 1980, este fortín de adobe, madera y barro fue declarado lugar histórico nacional.



Bodega de Saldungaray

Con 20 hectáreas de viñedos estas bodegas cuentan con variedades de malbec, pinot noir, merlot, tempranillo, cabernet sauvignon y franc, chardonnay y sauvignon blanc. La misma cuenta con un restaurante y la posibilidad de realizar tratamientos faciales mediante “vino terapia”.

Plaza Tornquist

Este pueblo se caracteriza por su plaza principal, la cual cuenta con un estilo Alemán. En el centro de la Plaza, con un estilo neo gótico construía totalmente en piedra, se encuentra la iglesia de Santa Rosa de Lima. Inaugurada el 26 de Abril de 1907. Dentro de la misma hay pinturas con temas religiosos realizados en Munich, por E. Bohem y donados por la Familia Tornquist de estilo neo gótico. 


¿Como llegar?

Desde Buenos Aires

Esta región serrana se encuentra a 47 km de la ciudad de Tornquist, a 42 km de Coronel Pringles por camino de ripio o 95 km por ruta, a 125 km de la ciudad de Bahía Blanca; a 556 km de la ciudad Capital Federal Buenos Aires. Se accede desde RP 76, por RP 72 (a 12 km). Otra opción desde RP 51, por RP 72 pasando por la localidad de Saldungaray.

Se puede llegar en bus desde la terminal de Retiro o en tren desde la Estación Constitución (Dependiendo el día, llega a la localidad de Sierra de la Ventana o Tornquist). También se puede llegar a Sierra de la Ventana en micros que parten de la Estación Retiro todos los días con excepción de los sábados.

Desde Bahía Blanca

Tomar la RP 51 hasta el Paraje Frapal, allí la RP 72 que los dejará en el centro mismo de la localidad. Para Villa Ventana tomar la RN 33 hasta Tornquist y luego la RP 76 hasta la entrada al pueblo.(RP: Ruta Provincial; RN: Ruta Nacional)

12 de enero de 2013

Unas fotos de Tornquist


Conocí Tornquist de casualidad. Teníamos que volver a Buenos Aires desde el Cerro Ventana, y el primer tren partía desde esta ciudad.

La misma, es la cabecera del partido homónimo. Se encuentra a 285 m.s.n.m. y cuenta con una población aproximada de 7000 habitantes.

Esta ciudad, a fines de 1800 formaría parte de una colonia agrícola conformada por inmigrantes alemanes, suizos, austriacos y rusos.

Más allá de ser una de las ciudades que sirven como punto de partida para el ascenso al cerro Tres Picos (El más alto de la provincia de Buenos Aires), no parece llamar demasiado la atención, hasta que nos encontramos con su plaza central.

Ernesto Tornquist, dueño de estas tierras y fundador de la ciudad, en 1880, decidió construirla con un marcado estilo Alemán, que justamente se aprecian en la plaza.

Patos, gansos y otros animales, viven en los alrededores de un lago artificial, que con varios puentes que permiten el paseo por la plaza.

En su centro, con un estilo neo gótico y construida totalmente en piedra, se encuentra la iglesia de Santa Rosa de Lima. Inaugurada el 26 de Abril de 1907. Dentro de la misma hay pinturas con temas religiosos realizados en Munich, por E. Bohem y donados por la Familia Tornquist.








¿Como llegar?

Desde la Ciudad de Buenos Aires:

Transitando hacia el suroeste por la Ruta Nacional Nº 3 hasta empalmar, un poco más allá de Azul, con Ruta Nacional Nº 226 para, tras un corto trayecto, continuar por Ruta Provincial Nº 51, que conectará con la Nº 76 llevando hacia Tornquist.

Distancia: 580 Kilómetros.

En tren, desde Constitución, ramal “via Lamadrid”.

El ferrocarril desde Buenos Aires parte de Lunes a viernes, hay dos servicios, "Via Lamadrid" (Lunes, miercoles y viernes) y "via Pringles" (Martes y jueves). 

El primero tiene parada en Tornquist y el segundo en Sierra de la Ventana.

Desde Tornquist se puede llegar a Buenos Aires en el Ferrocarril. Por el ramal “via Lamadrid” los días domingo, Martes y jueves.

Desde Bahía Blanca:

Transitando 63 Kilómetros hacia el norte por Ruta Nacional Nº 33, para culminar el recorrido por un camino vecinal de 6 Kilómetros que lleva a la localidad de Tornquist. Desde Sierra de la Ventana

Partiendo hacia el norte por Ruta Provincial Nº 72, para rápidamente girar hacia el oeste por Ruta Provincial Nº 76, y finalizar el trayecto hacia el sur por un camino vecinal que desemboca en la ciudad destino.

Distancia: 50 Kilómetros.

9 de enero de 2013

El campamento Base y ascenso al cerro Ventana

El cerro ventana se encuentra a 25 km de Sierra de la Ventana. Para llegar allí, nos tomamos una Combi, que nos deja en la entrada del Parque Provincial Ernesto Torquist, dentro del cual se encuentra el cerro Ventana, y el campamento base.

Como llegamos después del mediodía, los guardaparques no nos permitieron subir al cerro. Por lo tanto, decidimos acampar y realizar las caminatas más cortas, dejando el cerro para el próximo día.

Comenzamos dirigiéndonos a la garganta olvidada. Particularmente, me resulto una caminata agradable para acostumbrar mis piernas al terreno, y prepararme para subir a la ventana. Ofrece la posibilidad de tomar algunas fotografías, pero no más que eso.



Luego regresamos al camping, donde nos informan que los alimentos y bebidas que poseían eran mínimos, pero que a 4 km había un poblado donde adquirir provisiones. Por lo tanto, optamos por dirigirnos allí. Tomé la heladera portátil y comencé a caminar.

El camino se hizo más largo de lo esperado, pero finalmente encontré el almacén donde comprar.

El regreso seria distinto. Llevar una conservadora repleta, no resulto una tarea sencilla, no tanto por su peso sino por lo incomodo que resulta llevarla. Así que luego de intentar caminar por casi un kilómetro, decidí frenarme y hacer autostop a los pocos vehículos que circulaban

Minutos después, una familia que se dirigía a uno de los poblados vecinos a pasar el día, me dejaría en la puerta del parque.
Al día siguiente, emprendimos la subida al que es seguramente el cerro más conocido dentro de la provincia de Buenos Aires.

Despues de registrarnos en la oficina de los guardaparques, emprendimos el ascenso. 

El camino se encuentra señalizado, siendo diez las etapas para llegar hasta la cima. Las mismas, oscilan entre senderos planos, caminos donde hay que pisar con mucho cuidado, y otros donde un poco tendremos que treparnos. Aún así, no lo considero de gran dificultad si se realiza al ritmo adecuado.






En nuestras casa, o cuando nos vamos de viaje, siempre deseamos tener esa ventana que ofrezca la mejor vista del lugar. En la cima de este cerro, una ventana que parece allí puesta mágicamente, señala al lente de la cámara, nada más y nada menos, que el cerro tres picos, que con sus 1239 m.s.n.m es el punto más alto de Buenos Aires. (Buen detalle del ascenso en www.welcomeargentina.com

De vuelta en la base, nos dirigimos a los piletones, donde unas pequeñas cuencas de agua, permiten bañarse. Mi tío Pedro lo hizo sin ningún inconveniente, pero yo, que sufro mucho el frío, considere que el agua estaba a una temperatura muy baja, por lo que solo ingrese unos minutos para bajar la temperatura de la caminata.



Las cimas más altas corresponden al cerro Tres Picos.

Durante toda la noche, padecimos una tormenta con mucho viento. Por como se movía el cubre techo, pensé que la carpa no soportaría toda la noche. Pero afortunadamente a la mañana siguiente encontramos todo en condiciones.

Ese día, nos dirigimos a Torquist, de donde tomaríamos el tren de regreso a Buenos Aires.

Consejos para el Cerro Ventana:

Esperar las combis que conectan con las distintas localidades en la parada que se encuentra en la ruta, frente a la puerta de ingreso al Parque Ernesto Tornquist.

La proveeduria del campamento base del Cerro Ventana, cuenta con pocas cosas. Es recomendable llevar lo necesario, ya que el almacén mas cercano se encuentra a cuatro kilómetros.

Es recomendable sujetar bien la carpa en el campamento base del cerro ventana, ya que por la noche puede haber fuertes vientos.

La escalada al cerro Ventana se debe comenzar antes del mediodía. Fuera de ese horario los guardaparques no permiten subir.