28 de abril de 2015

Feria "16 de Julio", El Alto, Bolivia.

Nos fuimos de Uyuni rumbo a Potosí, donde aquellos que decidimos no subir a las minas (en mi caso ya conocía y no deseaba volver) pasamos un día tranquilo recorriendo la ciudad con alguna intermitente lluvia. De allí saldríamos a La Paz.

A diferencia de mi viaje pasado, esta vez tuve la posibilidad de subir al barrio de El Alto a conocer su feria.

Para llegar subimos al teleférico que conecta la parte baja con la alta de la ciudad, a 4000 msnm. Este fue inaugurado en 2014 permitiendo a los ciudadanos conectar en pocos minutos partes de la ciudad que por su geografía montañosa son distantes por vía terrestre. Para los turistas, permite tener una muy buena vista aérea de La Paz.







Una vez arriba hizo falta caminar muy poco para encontrar la feria “16 de julio”, llamada así ya que se encuentra sobre la avenida del mismo nombre. Aunque esto actualmente es sólo simbólico ya que ocupa muchas calles más (incluso puentes), rondando las cien cuadras. Esta feria es la más grande de Bolivia y la segunda de Latinoamérica, después de La Salada en Buenos Aires.

La misma se encuentra allí desde 1960, cuando unos pocos vendedores comenzaron a reunirse a intercambiar productos. Tiene la particularidad de que comenzó funcionando mediante el sistema de trueque, y aunque en una ínfima proporción, hasta la actualidad se sigue practicando esta forma de comercio.







Esta feria cuenta con más de 10.000 puestos, y hay quienes dicen que sea lo que sea que busques, ahí lo encontraras, sea nuevo, viejo, usado o roto. Se dedica a la venta (generalmente informal) de todo tipo de artículos: indumentaria, comida, herramientas, hasta incluso automóviles y animales.

Una parte importante del espíritu de La Paz se refleja en esta feria, es por esto que aunque no sea para comprar, vale la pena subir a conocer esta parte de la ciudad.

Información:

Precio Teleferico: 3 bolivianos.

Días feria: Jueves y domingo.