Header Ads

Tradiciones de año nuevo en el mundo

No importa el país que sea, ni en la fecha que sea (no en todo el mundo es el 1 de enero), en todo el mundo se acostumbra a celebrar el año nuevo. 


Pero no todos lo hacen del mismo modo. Y en muchos lugares existen ciertas tradiciones, que ya sea muy antiguas, o relativamente nuevas, son un simbolo de esa celebración, y un año nuevo sin llevarla a cabo, no sería lo mismo. A continuación una lista con algunas de ellas.

España

En España existe la tradición de comer uvas. Para ser más precisos se comen un total de 12 a las doce de la noche. Según la tradición, se debe comer una por cada campanada del reloj, y esto traerá buena suerte por los doce meses del año que comienza. Para esto, la televisión española ayuda transmitiendo en vivo las campanadas del reloj de la “Real casa de correos”, en la Puerta del sol.

En algunos países de Latinoamérica esta tradición también se realiza producto de la fuerte influencia española.


Reino Unido - Escocia

En el Reino Unido en general, pero principalmente en Escocia y el norte de Inglaterra se celebra el Hogmanay, que es como denominan los escoceses al último día del año. Dentro de este festejo la tradición más importante es la del First footing o primer paso. Esto significa que la primer persona que ingrese a la casa en año nuevo portara la fortuna de la familia. 

Esta fortuna puede ser buena como mala, dependiendo las características de quien ingresa. Primero que nada esa persona debe ingresar con regalos, entre ellos incluyen trozos de carbón para traer calor a la casa, una moneda por el dinero, pan para traer comida, sal para dar sabor y una bebida, generalmente whisky, para brindar.

Pero no solamente queda acá, sino que la persona en ingresar deben ser alta y de cabello oscuro. Los rubios o pelirrojos traen malos augurios. Se cree que esto es así ya que antiguamente a un desconocido rubio se lo asociaba con un invasor vikingo.

No se puede dejar pasar que en Stonehaven, un pueblo del norte de Escocia, el día de año nuevo se encienden unas grandes bolas, simbolizando al sol. Un grupo de personas las van ondeando por la calle principal, como modo de purificar el año que inicia.


Dinamarca

Los daneses tienen la costumbre de romper platos. Si te encontras con mucha vajilla rota en la puerta de tu casa, esto es sintoma que las personas sienten cariño hacia vos. 

Esto se debe a que se cree que es una forma de desterrar malos espíritus de la casa. Por esto es un gesto de aprecio hacia familiares y amigos.

Otra tradición consiste en pararse sobre una silla, y a las doce saltar hacia enero.



Grecia

Para el año nuevo, es tradición en Grecia colgar una cebolla en la puerta principal de la casa, ya que según la mitología griega, representa el crecimiento y el renacimiento. Pero lo más curioso es que por la mañana los padres despiertan a sus hijos, golpeándolos en la cabeza con la cebolla.

Otra costumbre es jugar a las cartas o juegos de mesa hasta la madrugada, ya que también al año nuevo lo ven como portador de suerte y fortuna.



Japón

Los Japoneses a las 12 de la noche tienen la costumbre de hacer sonar las campanas de los templos budistas.  Lo curioso es que estas no suenan doce veces, sino 108. Esto se debe a que simbolizan los 108 pecados terrenales y humanos del budismo, de los cuales hay que deshacerse con el comienzo del nuevo año, para así comenzar el siguiente purificado.


Italia 

Para los italianos es tradición que en la cena de fin de año se consuma un plato de lentejas. Ya que se cree que de este modo el nuevo año vendrá cargado de abundancia, dinero y riqueza. Cuantas más comas, mejor será tu año en estos aspectos.

Al igual que España, esta tradición se trasladó también a América Latina.


Rusia 

Los rusos quieren que sus deseos de fin de año se les impregnen bien al cuerpo. Es tradición que las personas pidan un deseo, lo escriban en un papel y luego lo quemen. Hasta ahí nada raro, salvo por detalle que luego las cenizas las ponen en una copa de champagne y se la beben.



Filipinas

En Filipinas, el festejo del año nuevo representa la búsqueda de lisa y llanamente dinero. Es por eso que los filipinos intentando tener un año lleno de riquezas, durante los últimos días del año acostumbran a usar todo redondo, en representación de la forma de las monedas. Esto implica comer frutas redondas, usar prendas con circulos, etcétera. Durante la comida de fin de año, por ejemplo, se deben servir en la mesa doce frutas redondas, una por cada mes.



Uruguay

En Uruguay el festejo es un poco más húmedo. El último día del año es costumbre tirar un balde de agua por la ventana para espantar todo lo malo que pueda haber en la casa. 

Pero esto es en la teoría, ya que en la práctica la tradición implica no tirar solo un balde de agua, sino mojar a todo aquel que pase por debajo de la ventana. Y no solo es valido utilizar baldes, sino también pistolas de agua, mangueras, globos con agua, etcétera. 

Es por esto, que no resulta extraño ver gente con paraguas aún sin una nube a la vista.


Austria 

En este caso hay una celebración de reconocimiento mundial. Cada año la Filarmónica de Viena realiza un tradicional concierto de música clásica con un vasto repertorio de obras pertenecientes principalmente a la familia Strauss, compositores de origen austriaco del siglo XIX. Actualmente el concierto se transmite a más de 90 países.



Brasil

En Brasil a la noche de fin de año se la conoce como Reveillon. Y ese día la gente suele vestir de blanco, como símbolo de la pureza, paz y armonía.

Los que viven cerca de la costa, acostumbran a ir a la playa durante la medianoche, entrar al mar y pedir siete deseos mientras se salta siete olas.

Esta tradición se remonta a las raíces africanas y a la religión umbanda. Ya que el número siete es muy importante en la misma, y el vínculo con el mar viene por rendir homenaje a Yemanjá, diosa del mar. A la vez, los saltos no pueden realizarse de espaldas al mar, ya que esto traería mala suerte.

También es normal ver a adeptos a los cultos africanos acercarse a la playa a dejar ofrendas al mar, generalmente con flores y velas.


Sudáfrica

En Sudáfrica literalmente tiran la casa por la ventana. La costumbre es que los muebles que se quieren cambiar el año siguiente, se los suele sacar afuera.

Pero, principalmente en un barrio de Johannesburgo esto es más extremo, ya que es habitual que la gente arroje sus viejos electrodomésticos por la ventana. 

Llegando al punto que muchos, en los días previos al fin de año, llegan al punto de recolectar electrodomésticos y muebles por las calles, para luego arrojarlos desde edificios.



Rumania

En Rumania las tradiciones campesinas son muy fuertes. Por eso cada primero de año se hacen desfiles por distintas partes del país, donde los pobladores se disfrazan con máscaras de animales característicos como cabras, ciervos, caballos y osos. 

La “danza del oso” es sin dudas la más espectacular. Aunque las máscaras de cabra se llevan toda la atención también.

Se dice también que durante la noche vieja muchos rumanos intentan escuchar a los animales. Si no consiguen entender que dicen, tendrán buena suerte el año siguiente. Si lo consiguen, posiblemente no solo tengan mala suerte...


Holanda

En varias ciudades de Holanda existe la tradición del 1 de enero meterse en forma masiva en el Mar del Norte. Si tenemos en cuenta que se realiza en pleno invierno y en un mar que no se caracteriza por poseer altas temperaturas, podemos considerar al festejo holandés como muy alocado.

En la ciudad de Scheveningen se juntan más de 10000 personas.

Por otro lado, los holandeses suelen caracterizarse por la tranquilidad, pero en año nuevo se descontrolan. Tienen tendencia tirar muchos fuegos artificiales e incendiar cosas. Por ejemplo, suelen hacer arder los árboles de navidad.



Estados Unidos

En la ciudad de Nueva York, es costumbre juntarse en Times Square. En la cima del edificio One Times Square, de 120 metros, se coloca una bola que a las 23:59 empieza a descender a modo de cuenta regresiva.

La misma se encuentra en aquella icónica intersección neoyorquina desde 1907. El tradicional festejo ya lleva más de 110, y solo se interrumpió en 1942 y 1943 por la segunda guerra mundial.

Es uno de los eventos de fin de año mas importantes del mundo, y al cual asisten cerca de un millón de personas.


Ecuador 

En varios países de Sudamérica, como Colombia, Venezuela y Perú, existe una tradición incendiaria. La cual consiste en armar muñecos o monigotes para hacer arder a la medianoche. Este muñeco representa quemar todo lo malo del año que finaliza.

Pero es de destacar el caso de Ecuador, ya que por las calles se ven gran cantidad de puestos que se dedican a vender estos muñecos. E incluso en la ciudad de Guayaquil realizan un concurso para elegir al mejor del año.

De todas formas, aunque sea el más costoso o el más bonito, todos terminan en la hoguera.