Header Ads

El Lago de Braies, la joya de las Dolomitas [Tirolo del Sur, Italia]


La perla de los lagos dolomíticos, la joya de las Dolomitas, el lago más lindo de Sudtirol, “la prisión de oro”… llámenlo como quieran llamarlo, es sin lugar a dudas, el lago más lindo de la cadena montuna más famosa de Italia. Pero no es todo oro lo que luce, literalmente.

Estamos hablando del Lago de Braies, en Tirol del Sur, Italia.

El lago di Braies mide 31 hectáreas, lo que lo convierte en el lago natural más grande los Dolomitas.

En los últimos años se ha vuelto famoso por las fotos de muchos Instagramers famosos que publicaron fotos de las montañas alrededores espejando en el lago y por aparecer en un programa de televisión italiano con protagonista Terence Hill (el amigo de Bud Spencer).

Como casi todos los lugares bonitos, para justificar la belleza de la obra de la Naturaleza, en torno a este lago surgió una leyenda.

Se dice que hace muchos años, en esta zona de las Dolomitas vivía allí un grupo de personas salvajes

Al llegar los primeros pastores, los salvajes les regalaron objetos de oro y piedras preciosas. Pensando que el valle estaba lleno del precioso material, los codiciosos pastores empezaron a robarselo a los salvajes. 

Una noche, los pobladores indígenas, cansados de la situación, decidieron abrir en la montaña diversas fuentes de agua subterránea. Estos hicieron brotar agua desde decenas de lugares y un maravilloso lago se interpuso entre los pastores y el preciado oro.

Hay también quienes dicen, que los salvajes escondieron el oro en las fuentes de agua, y producto de esto es que el lago tiene un color tan precioso.

A parte esto no mucho saben que fue también teatro de la Historia verdadera.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el hotel que se encontraba en la orilla del lago era lugar de prisión para unos disidentes VIP del régimen nazista. VIP porque eran generales, personajes importantes de la sociedad, y también las familias de los que habían organizado el atentado de Hitler en la Operación Valquiria. Entre los prisioneros, se encontraba por ejemplo el príncipe Felipe de Hesse-Kasse, hijo del rey de Finlandia.

Estas personas habían sido trasladadas desde los campos de concentración y traslados a este hotel con la idea de ser tratados como moneda de cambio para la libertad de unos jerarcas nazis. Frente a la imminente caída, los jerarcas entendieron pronto que no podían aprovechar a los rehenes, y los miembros de la SS, encargados de la vigilancia, intentaron usarlos ellos mismos para comprar su libertad.

Cerca del hotel que se encuentra a orilla del lago, un comandante de las SS intercambió alrededor de 140 prisioneros por su personal seguridad.

Todo esto se puede ver en el Zeitgeschichtsarchiv Pragser Wildsee (el archivo de historia contemporánea del lago de Braies) que recoge las informaciones de los rehenes, las SS, y se organizan conferencias sobre la resistencia en contra el nazismo. 

Pero volvemos ahora a la belleza natural del lago de Braies:

Durante el periodo invernal, su superficie se cubre de hielo y es teatro de competiciones del deporte del curling mientras que cerca de la Navidad, hay un mercado natalicio. Si, puedes comprar tus regalos natalicios a 1.500 metros de altura.

Se puede recorrer su perímetro de 3,5 kilómetros en una hora y media, 2 horas al máximo. Y para llegar, tampoco es tan difícil como se encuentra a “solo” poco menos de 1.500 metros de altura, en el parque natural de Fanes-Sennes-Braies. Esto lo hace un destino ideal para todo tipo de estado físico.

El senderismo no es la única actividad física que se puede hacer, sino también se puede alquilar un barco a un precio bastante caro pero no, de ninguna manera, se puede nadar. No tanto por la cautivante temperatura promedio de 14 grados del agua, que somos ciertos invita a muchos a bucear, sino por un explícito divieto de natación.

No hace falta decir que el lago de Braies es Patrimonio de la UNESCO.

¿Con qué otros nombres conocen al lago de Braies?




No hay comentarios