Header Ads

Lisboa: 20 lugares imprescindbles entre vistas impresionantes y pasteles de nata

Lisboa tiene mucho para descubrir sin embargo no es muy grande como ciudad y se puede visitar en 3 días. Esta nota es la versión corta de lo imprescindible qué ver en Lisboa. Si son de esos que quieren saber cada detalle de lo que están recorriendo y buscan un recorrido paso a paso con explicación de la historia de la ciudad y de los monumentos, lean esta nota acá. Pero ahora vamos derecho al punto, lo imprescindible qué ver en Lisboa en 3 días:


1. Plaza Dom Pedro IV, una de las plazas principales de Lisboa. Durante el siglo XIX, en los cafés alrededor de la plaza se solían juntar los artistas y literatos de Lisboa. En esta plaza se encuentra una de las tiendas más curiosas del mundo: O Mundo Fantástico da Sardinha Portuguesa. El nombre no deja dudas sobre lo que esta tienda puede vender. Pero hay que decir que las latas de sardinas que encontrarán en esta tienda, no las van a encontrar por ninguna otra tienda del mundo! A éste propósito, lean más sobre esta tienda acá.

2. Elevador De Santa Justa. Contrariamente a lo que muchos piensan, NO es obra de Gustave Eiffel, sino de un alumno suyo, un tal Raoul Mesnier. Fue construida en 1902, tiene 45 metros de altura y conecta el barrio de la Baixa con el barrio del Chiado. 

3. Convento do Carmo. Los majestuosos arcos que se extienden hacia el cielo es lo que queda de lo que era, antes del gran terremoto, la iglesia más grande de Lisboa, construida entre 1389 y 1423 en estilo gótico. Tan grande y concurrida era esta iglesia que estaba en competición con la mismísima Sé (catedral) de Lisboa, que van a visitar más tarde. En lo que era el coro de la iglesia, se encuentra hoy el Museo Arqueológico do Carmo que assembla muchos de los tesoros que llegaron desde los monasterios de todo Portugal después que fueron disueltos en 1834 además de unos restos arqueológicos como tres momias.

4. Livraria Bertrand, la librería operante más antigua del mundo. Fue fundada en 1732 y por 290 años es destino preferido de generaciones y generaciones de bibliófilos, escritores e intelectuales portugueses, y obviamente turistas. En Abril 2010 entró oficialmente en el Guinness World Record y a la entrada de la misma se puede ver el certificado del récord.

5. Estátua de Fernando Pessoa. El famoso poeta, escritor, filósofo, etcétera portugués solía venir a este café a leer, escribir, y tomar café o absenta. Ustedes también pueden sentarse a tomar un café o una copa de absenta con él gracias a una estatua en su honor construida en el centenario de su nacimiento que se encuentra justo en frente a un café.

6. Rua da Bica de Duarte Belo. En esta callecita muy empinada, se encuentra el ascensor Bica, uno de los funiculares amaraillos tan famoso de la ciudad. Este en particular, ayuda a los Lisbonenses y los visitantes a subir y bajar por la ciudad desde 1892 (¡130 años!). 

7. Iglesia de San Roque. Esta iglesia fue construida en el siglo XVI por los Jesuitas y sus interior está ricamente decorada en oro. La capilla más famosaes la Capela de São João Baptista. La capilla fue construida en 1742 en Italia y resultó ser una de las capillas más caras y lujosas de todo el siglo. No hay un solo centímetro de esta iglesia que no merezca ser admirado en gran detalle como por ejemplo el pavimento y el techo, ricamente decorados.

8. Lisboa cuenta con muchísimos miradores. El Mirador de Santa Lucía, con sus azulejos, bougainvilleas, y una vista increíble de los techos del barrio Alfama, puede ser que este sea el rincón más romántico de la ciudad. El Mirador das Portas do Sol, tiene un túnel secreto pintado con la historia de Lisboa en viñetas. Desde el Mirador de San Pedro de Alcántara y desde el Miradouro da Senhora do Monte se goza unas de las vistas más lindas de Lisboa. 

9. Pink Street (la calle rosa). En 2013 la administración de la ciudad decidió pintar una calle de este barrio de rosa. Originalmente éste era un lugar de encuentros para marineros, criminales, ladrones, prostitutas y gente que andaba en asuntos un poco turbios. Los criminales y los marineros sobre todo se encontraban en esa zona para beber, fumar, ir con prostitutas, y jugar al azar. Lo que hace unas décadas atrás era el distrito de luces rojas, ahora se pintó en rosa y en el lado más de postureo de la ciudad.

10. Mercado Time Out de Lisboa. Es el mercado cubierto más antiguo de Lisboa y en el siglo XVII era uno de los mercados más famosos de toda Europa. El mercado como lo ven hoy remonta a 2014 cuando Time Out, el famoso periódico, se ocupó de la reestructuración del espacio.

11. Praça do Comércio. Esta plaza columnada fue construida en el lugar donde surgía el Palacio Real el cual fue destruido por el terremoto de 1755. Al centro de la plaza se encuentra la estatua del rey Dom José I, el soberano que estaba gobernando el momento de la reconstrucción de la ciudad después del terremoto. La plaza tiene una increíble vista al estuario del Tajo.

12. Arco de la Rúa Augusta. Este arco se construyó para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del terremoto 1755 pero se terminó solo 1863. Conecta la Praça do Comércio con Rua Augusta, una calle peatonal repleta de cafés, restaurantes, pastelerías y tiendas. 

13. Sé de Lisboa o sea la Catedral de la ciudad. La Catedral remonta al año 1150 cuando la ciudad fue conquistada a los moros y la catedral fue construida en el lugar donde se encontraba una mezquita. Se puede visitar el Museo del Tesoro donde se encuentran los restos de São Vincente y el claustro del siglo XIII

14. Castillo de San Jorge, el castillo de Lisboa. El castillo sirvió como residencia real, fortaleza y también como prisión, orfanato y con otros fines más hasta que durante el siglo veinte fue transformado en museo.

15. Monasterio e iglesia de São Vicente de Fora. Contiene la más extensa colección de azulejos del mundo. Los azulejos remontan a mitad del 1700 y representan la historia de Portugal y las Fábulas de La Fontaine. La Iglesia también alberga las tumbas de soberanos portugueses pertenecientes a la dinastía de Braganza.

16. LX Factory. Desde 1846 hasta 2008 este espacio era un complejo industrial. Sus espacios fueron transformados en modernas oficinas, y en restaurantes, bares, café, tiendas a la moda, y mucho más. Dentro de los edificios aún se pueden ver las máquinas del viejo complejo como por ejemplo en la librería Ler Devagar cuya segunda planta está constituida por la vieja máquina impresora de la antigua editorial que ocupaba este lugar.


17. El Panteón Nacional nació como Iglesia, la Igreja de Santa Engrácia, la cual empezó a construirse a finales de 1600 y tardó “solo” unos 300 años para ser terminada. Alberga las tumbas de personajes importantes de la historia de Portugal, como por ejemplo los presidentes de Portugal y también el cenotafio de otras personas más como el de Vasco da Gama.

18. Padrão dos Descobrimentos, el monumento a los descubrimientos. Construido en 1960 para conmemorar el aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, quien inició la era de los descubrimientos en Portugal. Y es justo su estatua la que se encuentra al frente del monumento. Detrás de Enrique, se encuentran las estatuas de otros 32 exploradores.

19. Mosteiro dos Jerónimos. Construido en el lugar donde Vasco da Gama zarpó para la India en 1497 y en este lugar volvió dos años después para celebrar el éxito de su viaje. La tumba de Vasco Da Gama se encuentra a la izquierda de la entrada. Hay otros personajes importantes que se encuentran sepultados acá, como por ejemplo la de Luís de Camões y Fernando Pessoa, famosos poetas portugueses. 

20. Torre de Belém. En estilo manuelita, la torre fue construida a principio de 1500 para defender la entrada al río Tajo. Se puede bajar al calabozo para ver la prisión y los locales donde se almacenaba la pólvora. Y también se puede subir a la terraza a través de una empinada escalera de caracol, de donde se goza una linda vista del barrio de Belém y del río.


Ya no hace falta decir cuánto merece la pena pasar unos días en Lisboa. Además, estos son solo los primeros 20 destinos imprescindibles para una primera visita a la ciudad, nosotros ya tenemos una lista de por lo menos otros 10 destinos que haría falta visitar.

Y ustedes, ¿qué más añadirían a este recorrido por Lisboa entre arquitectura manuelita y pasteles de nata? Déjanoslos saber en los comentarios. Tchau!

Escrito por la Tana Laura


¿Quieren descubrir más lugares como estos? Hagan click acá.

Y si les gusta lo que hacemos, ofrecenos un café en Patreon aquí.

Para descubrir más sobre Portugal y el mundo, suscribense a nuestro canal YouTube. Los esperamos por allá☺




No hay comentarios