25 de agosto de 2018

El Barri Vell de Girona

La búsqueda de un vuelo económico a Europa me llevó a que desembarque en Barcelona, una ciudad que hace tiempo deseaba conocer ya que, así como el resto de Cataluña, me despierta mucha curiosidad principalmente en el plano social y cultural. Por ello decidí dedicarle varios días a Barcelona, y a su vez también aprovechar que me encontraba allí para visitar Girona, otra importante ciudad de la comunidad autónoma.

Desde Sants, la principal estación de trenes de Barcelona, tardé cuarenta minutos en llegar a la ciudad de Girona, ubicada 100 kilómetros al norte y a solo 65 de la frontera con Francia.

Gerona

Los orígenes de Girona (o Gerona) se remontan a hace más de 2000 años cuando alrededor del año 77 a.c. seria fundada por los Romanos bajo su actual nombre. Sus calles muestran claramente su larga historia pudiendo notarse principalmente en la arquitectura medieval del casco histórico, donde incluso es posible observar vestigios del pasado romano. Si bien esto es algo normal en Europa, mi origen sudamericano, donde este estilo de arquitectura no es habitual y mi gusto particular por este tipo de ciudades, hacen que cada lugar con estas características sea digno de visita y admiración. Pero para quienes se encuentran aburridos de estos escenarios del pasado, hay que decir que en esta ciudad algunos lugares también nos remontan al presente, ya que aquí se filmaron muchas de las escenas de Game of Thrones. Debo aclarar que aunque sea seguidor de la serie este artículo poco hablará de ella ya que al momento de mi visita no sabía de la relación entre la ciudad y Game of Thrones, por ende los escenarios de filmación que recorrí fueron pocos y solo por casualidad. 




Barri Vell

Mis gustos antes mencionados hacen que coincida con la opinión generalizada de que el lugar a visitar en Girona es el Barri Vell o Barrio Viejo (osea el casco histórico de la ciudad) el cual aún conserva la antes mencionada estructura medieval. 

Llegar al Barri Vell no es difícil ya que se encuentra a poca distancia de la estación de trenes y autobuses. Por lo tanto, si arribamos a Girona en transporte público no tendremos demasiadas dificultades para encontrarlo. Este barrio llamativamente no se encuentra en el centro de la ciudad, sino que esta fue construyéndose principalmente hacia el sur, quedando el casco histórico en el noreste. 












Onyar

Para acceder al Barri Vell se debe cruzar el río Onyar, el cual atraviesa la ciudad y divide la parte antigua de la nueva. En los márgenes del río es posible observar una serie de casas de colores que son un emblema de Girona. Estas tienen la particularidad que un sector de cada vivienda cuelga sobre el Onyar, resultando interesante cómo los habitantes encontraron la ventaja de vivir junto a la ribera para ganar unos metros más de terreno desafiando a la gravedad y al río con sus posibles crecidas.




Otro dato curioso es que sobre el río Onyar no solo hay casas, sino que también se encuentra la plaza Cataluña, la cual, por su ubicación, parece cumplir la función de plaza-puente. 

Por último, al hablar de puentes, el más llamativo es el puente metálico Peixateries Velles (Pescaderías viejas), construido en 1877 por la empresa de Gustave Eiffel, constructor de la torre francesa que volvió famoso el nombre del arquitecto. Su diseño posee un estilo arquitectónico que demuestra similitudes con la torre.





































Call

En el Barri Vell, ya sea de día o de noche, no hay nada mejor que caminar sin rumbo por sus pequeñas calles. En él se destaca el antiguo Call o Barrio Judío (la primera es el modo de denominarlos en Cataluña), donde habitaban los integrantes de esta comunidad antes de ser expulsados en el año 1492. Aunque el ícono del barrio, la sinagoga, fue derribado, aún así es uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa. Su calle principal fue y sigue siendo el Carrer de la Força (Calle de la Fuerza), donde se encontraba la segunda sinagoga que tuvo Girona, y actualmente se ubica el Museo de Historia de los Judíos de la ciudad.






Santa María

A su vez, el Carrer de la Força finaliza a los pies de una impresionante escalinata de noventa peldaños en la cima de la cual se encuentra la catedral Santa Maria de Gracia, el punto más alto del Barri Vell. La fachada de la Catedral (con algunas reformas cinematográficas) es uno de los sitios de Girona utilizado para filmar Game of Thrones. Para quienes hayan visto la serie, esta representa al Gran Septo de Baelor, osea el principal templo de la religión predominante. Eso sí, en una de las escenas se puede ver que no solo la Catedral fue modificada sino que reambientaron el escenario haciendo que la misma se encuentre a orillas del mar.
























San Feliu

Casi pegada a la Catedral se ubica la Basílica de Sant Feliu o San Félix. Un poco opacada por la altura del templo principal, esta cuenta con una cúpula gótica reconocible desde donde la miremos. A su vez, resulta interesante la historia de su santo: San Félix el africano, quien se presupone que en el año 304 murió asesinado por los romanos que lo habrían arrojado al mar con una piedra de molino atada al cuello, la cual suele aparecer en su iconografía. 

Curiosamente en el mismo periodo de tiempo otro Félix se encontraba predicando por la ciudad: se trata del diácono Félix, compañero de Narciso. Los dos religiosos fueron martirizados en el año 307. Actualmente en la Basílica se encuentran los huesos de Félix el Africano y de San Narciso, mientras que los del diácono fueron llevados a Francia por órdenes de Carlomagno.

San Narciso

San Félix el Africano no solo tendría un tocayo, sino que con el paso del tiempo San Narciso, el compañero del diácono, iría tomando relevancia entre los habitantes de la ciudad hasta reemplazar a San Félix el Africano como Santo Patrono de Girona.

Menciono a San Narciso no solo por ser el patrono de la ciudad sino que caminando por Girona me encontré con un monumento de un pie, el cual me llamó la atención pero en el momento no logré comprender su significado. Resultó que me encontraba en la intersección de las calles Pou Rodó y de las Mosques (moscas), sitio donde San Narciso habitó durante el periodo de tiempo que pasó en Girona.

Narciso era constantemente perseguido por los romanos por predicar el cristianismo y cuenta la leyenda que, en una de las huidas decidió salir por la ventana de su casa. Para despistar a sus perseguidores, Narciso realizó una huella pero en el sentido inverso al cual caminaba, haciendo parecer que en vez de salir, ingresó en la casa. Esto generó que los romanos lo buscaran dentro del edificio pensando que aún se encontraba allí, mientras que él ganaba tiempo y se alejaba de la ciudad.



Pero hay una segunda leyenda, que posiblemente sea más curiosa. Años después, en 1285 mientras tropas francesas atacaban Girona, algunos soldados profanaron el sepulcro de San Narciso y de este salió un enjambre de moscas gigantes con aguijón que atacaron a los invasores haciendo que tengan que retirarse. De allí en adelante cada vez que la ciudad era atacada los ciudadanos recurrieron a estas moscas para su defensa. Por más inverosímil que pueda resultar esta leyenda, esto le valió el título de santo a Narciso.

Murallas

Para poder apreciar tanto el Barri Vell como el resto de Girona lo mejor es subir a la antigua muralla medieval, donde tendremos una panorámica increíble y a la vez podremos ver esta impresionante estructura defensiva de la antigua ciudad. 

Una primer muralla fue construida en Girona por el Imperio Romano y posteriormente, en el medioevo, sobre su base se construiría la actual. En ella pueden verse las estrechas ventanas diseñadas con una peculiar forma de embudo. Esto hacía que los defensores pudieran disparar flechas de manera segura mientras que solo un experto atacante con una buena dosis de fortuna lograba que las suyas penetren al interior.






Devesa

Sin dudas en el Barri Vell los gruesos muros abundan. Al contrario no son muchos los árboles por lo que, si deseamos disfrutar un poco de verde, a poca distancia del Barri Vell se encuentra el parque de la Devesa el cual es el parque más grande de Cataluña y cuenta con la particularidad de tener árboles de plátano de hasta 60 metros de altura. En su interior también hay un pequeño jardín con distintas especies de plantas. 




















Algo más...

Para finalizar debo decir que si bien el poco tiempo que estuve no me permite sacar demasiadas conclusiones, desde mi llegada sentí que a diferencia de una gran ciudad como es Barcelona, en Girona no parece haber demasiado debate con respecto a la identidad Catalana, ya que mi visita se produjo en pleno proceso de intento independentista y ondeaban por doquier solo banderas de la comunidad autónoma, incluida una gigante colgada en el edificio enfrente a mi ventana del hostel. Esto parece un dato menor o irrelevante, pero no es ajeno al turista producto que el aspecto de la ciudad estaba marcado por la situación política.





¿Qué más visitar?

Girona es una ciudad que perfectamente se puede visitar en uno o dos días porque no es demasiado grande. En mi caso no visité algunos sitios pero recomiendo hacerlo. El primero es los Baños Árabes, unos baños públicos del siglo XII que imitan este tipo de edificios musulmanes pero con un estilo Románico. El precio de entrada es de 2 euros por cinco o diez minutos de recorrido. Este es otro de los escenarios utilizados para Game of Thrones

El otro sitio que no visité es el Museo de Historia de los Judíos. En este caso no lo realicé debido a que casualmente me encontraba recorriendo la ciudad un día domingo, cuando el mismo cierra a las 14 hs. Pero por la importancia del Barrio Judío en la ciudad creo que merece la pena el ingreso. El precio es de 4 euros o 2 para estudiantes.

Datos de interés

●Decidí alojarme en el hostel Cerverí del Barri Vell. No solo es uno de los alojamientos más económicos de la ciudad sino que su ubicación es excelente para recorrer el casco histórico. Con respecto al precio, la calidad del servicio es más que aceptable.

Recomiendo el libro “42 historias mágicas, Leyendas de Girona” escrito por Gerard Roca Ayats y Nuri Ros Rue, del cual tomé algunos datos para realizar este artículo.


0 comentarios:

Publicar un comentario