Algunos datos sobre Machu Picchu.

Luego de resistirme un poco a visitar la hiper famosa ciudad Inca, finalmente conocí Machu Picchu y quedé tan impresionado que decidí investigar sobre este misterioso lugar...

Cusco: Ombligo del mundo, Meca mochilera, y capital arquitectónica Americana

"El corazón del Imperio Inca, hace tiempo venia siendo mi debilidad. Por eso, estando en la Isla del Sol, en Bolivia, mi último destino, decidí comprar un pasaje a Cusco, la Capital histórica de Perú...

Guía para recorrer la región Andina de Bolivia.

Bolivia sin dudas es uno de los países de Sudamérica más controversiales para recorrer. Al ser uno de los más pobres y menos desarrollados no suele encontrarse entre los principales destinos del continente...

12 Consejos para viajar utilizando sitios de alojamiento gratuito

Para quienes no conocen, existen sitios web como Couchsurfing destinados a la hospitalidad viajera, donde personas de distintos lugares del mundo ofrecen ayuda a quienes visiten su ciudad sin animo de lucro.

Carpooling: Viajar en vehículos compartiendo gastos

Gracias a Internet, y las redes sociales existen diversos sitios web, así como grupos y aplicaciones de Facebook, donde una persona que tiene que realizar un viaje, publica su ruta, la fecha de salida...

Transnistria, ¿un país que existe, pero nadie reconoce?.

“¿Puede un país existir y no existir a la vez? Tal vez Transnistria sea la mejor respuesta. No reconocido por ninguna otra Nación, pero con su propia bandera, ejercito, gobierno, e incluso su propia moneda."

15 de septiembre de 2019

Londres con niños: 6 tiendas imperdibles.

Viajar siempre es un placer que se disfruta. Pero depende cómo y con quien lo hagamos, debemos adaptarnos. Por eso, quienes acostumbran a viajar con niños, más cuando son pequeños, saben que al menos un parte de nuestras vacaciones tendremos que destinarla a lugares que ellos también disfruten.

Por eso, esta va a ser la primera de una serie de artículos sobre “que visitar en Londres con niños”. En este hablaremos de seis tiendas que no se pueden dejar de visitar. Con la aclaración que si bien será una tentación entrar y comprar, en su mayoría son de destacar por lo bonitas que son, y varias de ellas por ser únicas.

Disney Store. Oxford Street.

Las tiendas de Disney son comunes en Europa pero no así si venimos de Sudamérica. Si nos encontramos recorriendo Oxford street, la principal calle comercial de Londres, no podemos perder la oportunidad de ingresar a visitar esta sucursal de Disney.

En ella es posible sacarse fotos con el carruaje de Cenicienta, así como ver a diversos protagonistas de series y películas de Disney como Mickey, Toy Story, La Sirenita, etcétera.


Rainforest Cafe. Shaftesbury avenue.

El segundo lugar que deben visitar es el Rainforest Cafe. Este es un restaurante que cuenta con tienda de recuerdos, el cual está ambientado en una selva. Dentro es posible comer escuchando ruidos de animales, truenos repentinos y ruidos de cascadas.

Sin dudas, si queremos comer en un lugar donde los niños puedan disfrutar, tanto por su ubicación como por su temática, esta es la mejor opción en Londres.

La sucursal de Londres, ubicada muy cerca de Piccadilly Circus, fue la primera en abrir fuera de Estados Unidos. Y actualmente en todo Europa solo existe esta y una en Disneyland de París.

En este caso, al ser un restaurante, hay que aclarar que los precios no son demasiado económicos considerando el tipo de comida que ofrecen.


Lego. Leicester Square.

Otra tienda que podemos encontrar por todo Europa, y que sus productos se consiguen en prácticamente cualquier juguetería.

Pero lo especial que tiene la ubicada en Leicester Square, pleno centro de Londres, es que dentro podemos ver varias figuras hechas en ladrillos, típicas de la capital Británica. Por ejemplo, una excelente copia la torre del “Big Ben”, un mapa de Londres, otro de las líneas del metro, y a personajes como Shakespeare, Sherlock Holmes, y la Reina Isabel.



M&M’s world. Leicester Square.

Justo enfrente de Lego se encuentra la tienda de m&m, la cual posee varias características que hacen que debamos visitarla. Primero que nada, es la única de todo Europa, y solo hay cinco en todo el mundo. De las otras cuatros, tres en Estados Unidos y una en China.

Aparte, con más de 3000 metros cuadrados es la tienda de chocolates más grande del mundo, y en su interior se encuentra el muro de chocolate más largo del mundo.

Además, dentro tenemos cuatro confites cruzando una calle en alusión a los Beatles.


Plataforma 9 3/4. Estación King Cross.

Este lugar está destinado a Harry Potter, ya que visitar Londres y no hablar de él debería estar casi prohibido. 

Por eso el sitio por el cual tenemos que pasar es la estación de King Cross, ubicada al norte de la ciudad.

Este sitio es de donde parte el Expreso a Hogwarts desde la plataforma 9 ¾. Por lo tanto podremos ver algunas de las localizaciones utilizadas para filmar las películas.

Aparte de ello, Dentro de la estación se encuentra la tienda oficial de Harry Potter, y a su lado el sitio más importante para todo fan de la serie. Un carrito pegado a la pared donde nos podremos sacar una fotografía imitando el ingreso a la plataforma  9 ¾.


Hamleys. Regent Street.

Esta es la juguetería más antigua del mundo, y una de las más grandes, ya que cuenta con alrededor de 5000 metros cuadrados distribuidos en seis plantas temáticas.

En su interior podremos encontrar mas de 50000 juguetes, muchos de la marca propia de la empresa. Es tan especial esta tienda, que sobre ella les dejaré abajo un enlace con un video para que puedan conocerla un poco mejor.



10 de septiembre de 2019

Qué ver en Londres en 3 días

Londres es sin dudas una de las ciudades más visitadas del mundo. Un infaltable dentro de un viaje por las capitales europeas, y una escapada habitual para los residentes del continente.

Tiene tanto para ver, y a veces en tan poco tiempo, que es difícil elegir, y decidir que priorizar. Por eso, este artículo estará destinado a organizar un eventual recorrido a pie por los principales atractivos de la ciudad en tres días. Los dos primeros para recorrer los principales y más clásicos emblemas de la ciudad, y un tercero para ingresar en museos, pasear por sus parques, o visitar las atracciones que nos falten. En caso que nuestro viaje sea de cuatro o cinco días, esta guía también es válida, ya que podemos destinar los otros días a hacer otra de las actividades del tercero.

Primero que nada, hay que aclarar que Londres es una ciudad muy grande, por lo tanto, hay mucho que hacer y ver, y también depende lo que visitemos, hay que desplazarse bastante. Por eso es importante familiarizarse con el transporte, para que luego no sea un dolor de cabeza (para eso pueden leer este artículo, o ver este video que dejo abajo).


Y a su vez, tenemos que tener en claro que en tres días lo que podemos llegar a hacer es lograr una vista de la ciudad muy general. Para poder ver la mayoría de los puntos de interés, barrios fuera del centro, y entrar en varias de las atracciones pagas y los principales  museos, necesitaríamos al menos una semana, a un ritmo intenso. Pero para quienes no pueden darse el lujo de tener tantos días en la ciudad, va esta guía como referencia.

La parte turística de la ciudad se divide en dos: Por un lado Westminster, y por el otro La City. Recomiendo un día para cada parte, con un poco de margen para entrar en una o dos atracciones por día.

Día uno

En Westminster, lo clásico a visitar es:

Trafalgar Square, centro neurálgico de Londres. Junto a esta, se encuentra la National Gallery, la principal pinacoteca del país, y una de las más importantes del mundo.

Tiempo para recorrer la National Gallery dentro: mínimo dos horas.



Muy cerca se ubican:

El Palacio de Buckingham, donde vive la Reina, y que cuenta con su famoso cambio de guardia a las once de la mañana.

Si queremos ver el cambio, lo ideal es llegar al menos media hora antes para estar lo más cerca posible. Por ende, nos llevaría cerca de una hora.

The Houses of Parliament o simplemente “El Parlamento” con su hiper conocida “Elizabeth Tower”, más conocida como “Big Ben”, por el nombre de su campana (Este se encuentra en obras hasta aproximadamente 2021) y a su lado la Abadia de Westminster, principal iglesia de la monarquía, y lugar donde se realizan las coronaciones, casamientos reales, y demás eventos relacionados a la monarquía.

Si entramos a la Abadía, tenemos que contar con al menos media hora para visitarla, más la cola de ingreso, que puede ser de diez minutos a una hora.

Finalmente, el London Eye, la noria más alta de Europa y hasta 2006 lo era del mundo. Subir lleva media hora, más la cola, depende el ticket que tengamos.





El Barrio del Soho con:

Piccadilly Circus, junto a Trafalgar, el otro centro neurálgico. Destaca por sus grandes pantallas publicitarias y por ser el punto de partida para quienes van a los teatros de la zona.

Chinatown, el barrio de la comunidad asiática dentro del barrio del Soho. Ideal principalmente para ir a comer (si nos gusta la gastronomía oriental) y para ver las decoraciones que lo identifican.

Leicester Square, zona de los principales cines y lugar donde se realizan los estrenos o Premiers de películas británicas. Recomendable también para visitar las tiendas de Lego y M&M.

Esta zona es muy interesante de día, pero se puede aprovechar a hacer de noche, ya que es el área de los teatros y se puede apreciar su gran ambiente sin desperdiciar horas de sol.

Muy cerca se encuentra Covent Garden, donde destaca el mercado (abierto hasta las 18hs), y un lugar un poco secreto y escondido que se llama Neal's Yard.







Todo eso se puede hacer en un día. Con tours, el tiempo promedio en el cual se realiza todo es alrededor de cuatro horas y media (sin ingresar a ningún sitio). Sin tour, y caminando tranquilos, puede ser seis. A eso tenemos que sumarle el tiempo que necesitemos para comer y descansar y eventuales visitas.

Día dos

Para el segundo día tenemos La City. Esta es la parte financiera y de los rascacielos. Es es la zona alrededor de la cual se empezó a fundar Londres en época de los Romanos.

Aún hay algunos vestigios de ese periodo, pero no son prioridad número uno si tenemos poco tiempo.

Los principales puntos a visitar son:

Catedral de Saint Paul, la segunda iglesia más grande de Europa, y un ícono de la ciudad Por dentro, visitarla requiere cerca de media hora, más otra hora si queremos subir a la cúpula.

Un poco más alejada, se encuentra la Torre de Londres, antigua fortaleza de la ciudad, cárcel, y residencia real, entre otras funciones. Se recomienda visitarla en tres horas. En temporada alta, solo para entrar a ver las joyas de la corona hay media hora de cola.

A su lado se ubica el Puente de la Torre o Tower Bridge. Posiblemente uno de los puentes más hermosos del mundo.




Técnicamente fuera de La City, pero muy cerca de Saint Paul, vale la pena visitar la orilla sur del río Támesis. Ahí nos podemos encontrar con un hermoso paseo para relajarse o hacer interesantes fotografías. Y aparte encontraremos: el Millenium Bridge (Mirar los chicles del piso convertidos en obras de arte), la Tate museum (Museo de arte moderno), y el Shakespeare's Globe, una reconstrucción de un teatro llamado Globe para el cual William Shakespeare escribió sus obras.

También en la orilla sur, esta vez más cerca de la Torre, encontramos: El Borough Market, uno de los mercados de alimentos más antiguos y grandes de Londres. El HMS Belfast, un barco de la Marina Real Británica que combatió en la Segunda Guerra Mundial.





Si nos sobra ganas y tiempo, en la City nos podemos encontrar con el Monumento al Gran Incendio de 1666, el cual ardió durante cuatro días y destruyó casi todo el centro medieval de la ciudad, Incluyendo más de 13000 viviendas, unas 80 iglesias, incluida la vieja Catedral y la bolsa de comercio.

Como lugar “secreto” pero interesante de esta parte, está el Leadenhall Market, cada vez más conocido por ser escenario de Harry Potter.




Esto es posible de hacer en tres horas intensas. Pero distrayéndose mirando los rascacielos y el contraste de edificios nuevos y viejos, mejor asegurarse cuatro, incluso cinco.

Día tres

Para el tercer día podemos elegir de dedicarlo a las atracciones que nos faltan ingresar.

O ver museos: National Gallery, British Museum, Ciencias Naturales son los gratuitos que más destacan.

Si queremos un poco de verde, tenemos parques como: Hyde Park y Kensington Gardens (muchas veces confundido con el Hyde por estar al lado), y más al norte el Regent Park.

Siempre existe la alternativa de pasear por un barrio un poco más alejado, pero eso lo dejo para otro artículo.



Si queres ver la versión en video, te lo dejo acá abajo.




3 de septiembre de 2019

10 películas de viaje imperdibles (Con Trailers)

Posiblemente una de las mejores motivaciones para viajar sea ver algunas películas. Por eso a continuación voy a dejar una lista de diez películas de viajes que no podemos dejar de ver.

Lo sé, hay muchísimas más. Pero decidí seleccionar solo diez, teniendo como criterio que la lista incluya a las “más clásicas”, una variedad de géneros distintos, y que muestren lugares diversos del mundo. Por eso en la lista las hay alegres, tristes, historias verídicas , de fantasía, etcétera.

Into the Wild (Hacia rutas salvajes)

Un clásico que no falta en ninguna lista.  La historia está basada en el libro “Hacia rutas salvajes” de Jon Krakauer, que relata la historia real de Christopher McCandless. Este joven decidió abandonar su vida tradicional para aventurarse rumbo a Alaska, dejando atrás todo registro de su pasado, incluido sus documentos y hasta su nombre. 

Debo reconocer que se encuentra en la lista por ser un infaltable, pero no es de esas películas que quisiera ver todos los días, sino que por el contrario. Para entender el por qué, hay que verla.


Eat, Pray, Love (Comer, rezar y amar)

Otra historia basada en las experiencias de Elizabeth Gilbert, autora del libro homónimo. En este caso la película es protagonizada por Julia Roberts, y cuenta de una mujer que decide dejar su vida ordinaria para recorrer el mundo  por un año. En este caso, viajando de un modo completamente opuesto al de “Into the Wild”.



Diarios de motocicleta

Basada en la historia real de Ernesto “Che” Guevara, relatadas en su libro “Diarios de motocicleta”. Esta cuenta la historia de “El Che” cuando poco antes de finalizar la universidad y graduarse de médico, decide junto a su amigo Alberto Granado, emprender viaje por todo Latinoamérica en una poco confiable motocicleta. Una experiencia que va a definir el futuro de su vida.


Siete años en el Tibet

Otra historia real (protagonizada por Brad Pitt) y también sirvió como base el libro del mismo nombre. En este caso, la historia nos traslada a la Segunda Guerra Mundial, y narra la la experiencia del alpinista austriaco Heinrich Harrer que se encontraba en India para ascender el monte Nanga Parbat como representante de la Alemania Nazi. Pero al estallar la guerra, es atrapado por soldados británicos que se encontraban en el territorio. Con mucha fortuna logrará llegar al Tibet, donde va a pasar siete años de su vida.


El arte de viajar

Una película un poco más difícil de encontrar, pero que vale la pena el esfuerzo. Esta cuenta sobre Conner Layne, un joven que estaba a punto de casarse, pero a último momento su vida da un giro inesperado. Ante esta situación, decide emprender igual su viaje de luna de miel, pero en solitario. 

Con las exageraciones propias necesarias para hacer una película, es tal vez la que mejor relata las experiencias de un viajero, y que sin dudas más de uno se sentirá identificado. En ella se ven las experiencias buenas y malas que pueden sucedernos durante un viaje.


La playa

Leonardo Di Caprio interpreta a Richard, un joven mochilero que llega a Tailandia. En Bangkok va a conocer a una pareja francesa que le cuenta sobre una isla que permanece alejada del turismo y la sociedad. Pero que resultará no ser el “Edén” que esperaban.

El post película también es muy interesante, para comprender las problemáticas de un turismo masivo y mal planificado. Esto es porque la película fue rodada en la isla Tailandesa de Ko Phi Phi Lee, la cual después de su estreno, pasó de ser un lugar completamente virgen a un sitio armado exclusivamente para el turismo, y donde incluso los corales que la rodean se encuentran prácticamente destruidos por la cantidad de embarcaciones que llegan al lugar.


The Way (El camino)

Una producción estadounidense filmada en España. Esta habla sobre Tom Avery, un oftalmólogo de California que un día recibe una llamada donde le informan de la muerte de su hijo en los Pirineos. Al viajar al lugar del accidente, descubre que su hijo intentaba realizar “El camino de Santiago”. Por lo cual, Tom decide emprender la ruta que su hijo dejó, llevando consigo sus cenizas.


Up: Una aventura de altura

Un cambio total para incorporar a la lista una película de dibujos animados. Relata las aventuras de un anciano llamado Carl Fredricksen y de un niño de nombre Russell, que viajan a Cataratas del Paraíso, en Venezuela, en el interior de una casa flotante suspendida con globos rellenos de helio.


Medianoche en París

Película dirigida por Woody Allen. En ella, Gil Pender, un guionista de Hollywood, viaja de vacaciones a París, donde cada medianoche se transportará en el tiempo hasta los años ‘20, donde se cruzará con importantes personalidades que vivían en la ciudad. Para entenderla hay que verla. Completamente distinta a las otras, pero que no podía dejarla afuera de la lista.


Jungle (La jungla)
       
Una película protagonizada por Daniel Radcliffe (El actor de Harry Potter), que relata la historia real del israelí Yossi Ghinsberg durante su viaje por la selva amazónica Boliviana en 1981. Este se perderá durante su expedición, y enfrentará el duro desafío de intentar sobrevivir. Un drama/Thriller un poco más oscura que las demás.


19 de agosto de 2019

10 consejos para recorrer Oxford (Reino Unido)

La ciudad de Oxford es una de las más visitadas de Inglaterra. Esto se debe a su cercanía a Londres, y que también atrae por su universidad, de gran reconocimiento mundial. 

Más allá de esto, el casco historico conserva su arquitectura medieval en muy buenas condiciones, por lo que se hace muy ameno un paseo por ella.

Por eso daré una serie de consejos para quienes tienen pensado visitarla.

TIEMPO DE VISITA

Salvo que quieras relajarte fuera del ruido de Londres u otra gran ciudad, un día es suficiente para recorrer su centro histórico.

TRANSPORTE

Si viajas desde Londres, hay servicios continuos de autobús y tren. Se puede perfectamente viajar por la mañana temprano, y volver en el mismo día. El autobús tarda alrededor de dos horas (desde Victoria) y el tren entre 1:10 hs (desde Paddington o Marylebone Station). Si se reserva con bastante anticipación, puede que consigamos boletos de tren a mejor precio, pero en general el autobús es más económico. La otra ventaja de este último es que nos deja más cerca del centro.

UNIVERSIDAD

En Oxford todo funciona alrededor de la universidad, por ende es recomendable visitar alguno de sus College. Estos suelen ser pagos, pero hay algunos pequeños gratuitos.


MUSEOS

El museo Ashmolean y el de Ciencias Naturales son recomendables de visitar, y gratuitos. Dentro del de Ciencias se encuentra el Pitt Rivers, el cual  se orienta principalmente a la antropologia, y contiene objetos de practicamente todas las culturas del mundo. En mi opinión, si llegamos hasta allí, no podemos dejar de visitar este también.


HARRY POTTER

La ciudad tiene varias referencias a Harry Potter. Si nuestro viaje se encuentra motivado por visitar estos lugares, calculemos gastar unas 20 libras de entradas, y evitar la temporada alta (julio y agosto principalmente) o tener paciencia, ya que las colas pueden ser de media hora o más, por visitas que en algunos casos no llegan a los diez minutos.

Si no nos gusta Harry Potter, paciencia a la hora de visitar lugares como Christ Church, Divinity School, o New College. Nos guste o no la historia del mago, es aconsejable comprar las entradas por internet para evitar colas.



OBRAS LITERARIAS

Oxford es la ciudad que dio vida a obras como Alicia en el país de las maravillas, El Hobbit, el Señor de los anillos (y todas las obras de Tolkien), Las Crónicas de Narnia, etcétera. Por lo tanto, si sabes buscar, podés encontrar referencias a estas historias por toda la ciudad.





COVERED MARKET

No pierdas la oportunidad de visitar el Covered Market (mercado cubierto). Principalmente durante la semana podemos encontrarnos con negocios donde probar "Pies", "Cornish pasties" y otros productos británicos con un sabor muchísimo mejor y más casero que los que conseguimos en el supermercado (eso sí, ¡no seas demasiado exigente con la gastronomía británica!. 

También allí se encuentra el negocio Original de “Ben’s cookies”, una cadena de galletas que ahora se encuentra en gran parte del Reino Unido, pero que nacieron en este mercado de Oxford.




PALACIO DE BLENHEIM

Si tenes más de un día, muy cerca de Oxford se encuentra el Palacio de Blenheim, el único palacio del Reino Unido que no pertenece a la monarquía, y lugar de nacimiento de Winston Churchill (lee más del mismo acá). Advertencia, la entrada no es demasiado económica.



TOUR POR LA CIUDAD

La ciudad la podemos recorrer solos sin problemas. pero si llegaste con idea de conocer más de la universidad y solo pensás pasar el día en Oxford, aconsejo contratar un tour, para tener un guía que nos vaya contando todo y despejando las dudas que tengamos.

Con realizar el clásico que muestra la ciudad en dos horas es más que suficiente. 

Si contratamos alguno que incluya entradas a sitios pagos, esto puede ayudarnos a ahorrar tiempo de colas, y tener una personas que nos explique lo que vemos, aunque como contra, tendremos que hacerlo al ritmo del guía, y no podremos aprovechar que tenemos la entrada pagada para recorrer el lugar tranquilos. 

CONTROLAR GASTOS

Si tenemos intenciones de visitar Colleges, subir a torres para tener buenas panorámicas,o ingresar a otro lugar pago, las entradas no suelen costar más de diez libras. Pero tengamos en cuenta que aunque sean baratas, si queremos visitar muchos lugares, al fin del día se nos puede ir una buena cantidad de dinero. Es aconsejable visitar uno o máximo dos colleges, ya que todos tiene más o menos la misma estructura, por ende, ver más se volvería repetitivo.

MÁS SOBRE OXFORD ACÁ ABAJO

Si queres saber más sobre la Universidad de Oxford, lee este artículo (15 datos sobre la Universidad de Oxford) o mira el video que dejo abajo.




16 de agosto de 2019

15 datos sobre la Universidad de Oxford (Reino Unido)

La Universidad de Oxford es sin dudas una de las casas de estudio más conocidas del mundo. Esta es reconocida a nivel mundial por su prestigio, aunque también tiene algunas características que la hacen distinta a otras, y una historia particular. 

Por eso acá van quince datos para poder conocer un poco más sobre esta universidad.

10 de agosto de 2019

Como usar el transporte público en Londres (medios de transporte y tipos de boletos)

Si hay un problema, principalmente cuando viajamos a ciudades grandes, es el transporte público.  Y en algunas, como en el caso de Londres, por más intentemos evitarlo y caminar lo más posible, por su tamaño, esto se hace casi inevitable.

Y el mayor problema no suele ser tener que utilizarlo, sino no saber como se hace. Por eso, a continuación detallare los tipos de transporte, y boletos (o medios de pago) que podemos encontrarnos, y así saber cual puede ser la opción más conveniente para cada uno.

Tipos de transporte

Londres se encuentra conectada por casi todo tipo de vehículos. Los que más utilizaremos si estamos de viaje son:

Autobús 

Los clásicos rojos (aunque no es el único color ni tampoco son todos de dos pisos). Estos se encuentran por toda la ciudad, y casi no hay punto al que no podamos llegar con ellos.

Funcionan las 24 hs, aunque por la noche de forma reducida, con un servicio especial. Los nocturnos son aquellos que empiezan con la letra “N”, por ejemplo, N25.

El precio del viaje es de £1,50 y es válido por una hora. Dentro de ese tiempo podemos hacer los cambios que deseemos.


Underground o Tube

El metro o subterráneo de la ciudad. La mejor alternativa si queremos movernos rápido. También conecta casi todo Londres, pero mientras más nos alejamos del centro y del río támesis, menos estaciones hay.

El servicio es diurno, aunque de viernes a domingo algunas líneas funcionan toda la noche.

Las lineas nocturnas son (con sus respectivos colores): Central, Jubilee, Northern, Picadilly, Victoria.

El precio mínimo del boleto es de £2,40.


Overground 

El clásico servicio de trenes “de superficie”. Su extensión es mucho menor que el Underground, y suele encontrarse “a las afueras”. Por ende, puede servirnos si nos encontramos un poco alejados de los lugares turísticos, pero si tenemos que llegar a zonas como Westminster tendremos que combinar con autobús o Underground.

La estación que más útil puede resultarnos es Liverpool Street que se encuentra en “La City”.

De noche solo funciona el tramo de Highbury & Islington hasta New Cross gate, viernes, sábados y domingos.

Precio mínimo £2,40.


Taxi o Cab 

Como en cualquier país, el taxi no es la opción más económica, y Londres no está ni cerca de ser la excepción.

La tarifa mínima son £3, aunque para viajes de una distancia de hasta una milla (entre 6 y 13 minutos de viaje) el valor es de entre £6 y £9,40.

Por la noche y días festivos las tarifas son más altas.


Otros tipos de transporte menos utilizados son:


River bus 

Barcos que conectan distintos puntos del río Támesis. Los hay de turismo y normales. El precio de este servicio es más costoso, y suele empezar en £4,40.


Emirates Air Line 

Cable car o teleférico ubicado en la zona este de la ciudad. Su función es conectar la orilla norte y sur del Támesis, aunque se suele utilizar más para turismo que como transporte normal de pasajeros.

El valor mínimo es de £3,50.


DLR (Docklands Light Railway)

Figura en los mapas como parte del Underground, pero en realidad es una línea distinta. Circula por la parte este de la ciudad, cercana al río Támesis.

Estos son trenes que funcionan por computadora y que no cuentan con conductor. 

Por la noche se encuentra cerrada.

Precio es £2,40 igual que el Underground.


Boletos

Lo primero a aclarar es que en todos los casos cada tarjeta o boleto puede ser utilizado por solo una persona, ya que se debe tocar al iniciar y finalizar el recorrido. Por esto tendremos que tener una por cada uno.

Por otro lado decir que en trenes y autobuses los menores de 11 años no pagan (ingresando con un adulto), y de 11 (incluido) a 15 tienen tarifa reducida del 50% (Realizando un trámite previo que implica pedir al personal de la estación de metro o tren que nos habilite el precio reducido).

Finalmente, es importante tener en cuenta que Londres se encuentra dividido en diferentes zonas. Haciendo turismo por las que nos solemos mover entre la 1 y 2, y es en estas donde nos interesará saber los precios aproximados.

Boleto común

El primero, cada vez menos usado y conveniente, es el boleto común por un viaje. Este se utiliza para el transporte en tren (sea Overground, Underground, DLR, etc). 

Tiene la “ventaja” que no necesitamos ningún tipo de tarjeta y podemos comprarlo directamente al momento de viajar. Como desventaja, el precio de este tipo de boletos puede ser más de un 100% más elevado que con las otras alternativas (precio del boleto mínimo £4,90). 

En algunos casos (principalmente para desplazarnos desde los aeropuertos) esta será la única opción disponible. Y también puede ser conveniente para quien en toda su estadía tiene que realizar un solo viaje, y considera mejor pagar más por un viaje pero evitar comprar alguna otra tarjeta. Aún así, con la posibilidad de utilizar tarjetas contactless esta opción cada vez es menos usada y conveniente.



Travelcard

La segunda forma es con las travelcard o tarjetas de viaje. Estas están diseñadas para quienes se encuentran de paseo en la ciudad. Su principal ventaja es que pueden contratarse diarias o semanales y ser usadas de manera ilimitada durante el tiempo de validez (también hay mensuales, e incluso hasta por un año, pero esto el viajero promedio no suele contratarlo). Una segunda ventaja es que presentando una travelcard nos hacen 2x1 en muchas de las principales atracciones de Londres. 

La desventaja es que su precio es más elevado que la Oystercard, de la cual hablaré luego. Una travelcard para viajar por zona 1 y 2 que es donde generalmente nos movemos quienes visitamos la ciudad, cuesta £12,70 por día. Esto es casi el doble del gasto máximo que tendríamos si viajamos con Oystercard. Solo si contratamos el plan semanal, se vuelve más conveniente siempre y cuando la utilicemos al menos para tres viajes por día en metro, durante una semana completa. Obviamente si solo la usamos una o dos veces al día sigue siendo mejor la Oyster.

Contactless

El otro método es pagando con una tarjeta de crédito/débito contactless (osea, las que podemos utilizar solo apoyándose) o con el teléfono a través de algunas aplicaciones. En este caso, los precios son igual de convenientes que la Oyster, pero si tenemos una tarjeta emitida fuera del Reino Unido nuestro banco puede cobrarnos por la transacción en el extranjero (como cualquiera otra compra). 

El riesgo de estas es que aún los lectores no detectan todas las tarjetas (por ejemplo algunas VISA no suelen ser aceptadas). En este caso lo que deberíamos hacer es probarla al realizar nuestro primer viaje, y si notamos que no funciona adquirir una oyster.



Oystercard

Finalmente, el último método de pago es con la tarjeta Oystercard. Muchos dirán que para un viajero no es recomendable ya que es más engorroso obtenerla y recargarla. En mi opinión, podemos llegar a tener alguna dificultad la primera vez que la utilizamos (como cualquier cosa que hagamos por primera vez), pero si llegamos con un poco de información previa, este es el método más conveniente.

El primer motivo es que sirve para la todos los transportes (a excepción de la mayoría de los aeropuertos). Por otro lado, el gasto máximo diario con esta tarjeta son £7. Por lo cual, al llegar a ese monto comenzamos a viajar “gratis”. Esto hace que sea mucho más conveniente que cualquier otra forma de pago (Salvo que queramos utilizar los 2x1 de la travelcard).

Tal vez la mayor dificultad de la Oyster es que debemos comprarla (cuesta cinco libras) y hacer recargas cada vez que nos quedamos sin dinero. Esto hace que algunos recurran a la travelcard por temor a no saber utilizar las máquinas. 

Pero la ventaja es que las máquinas de recarga pueden configurarse en español (y otros muchos idiomas), y una vez utilizada ya se vuelve sencillo. A la vez, la gran ventaja de esta tarjeta es que al abandonar Londres las podemos regresar y nos devuelven las cinco libras, y si tenemos menos de £10 de saldo, también nos reintegran ese dinero (con las Travelcard no).




Comparativa de precios (Underground)

Precio mínimo viaje sencillo sin ninguna tarjeta: £4,90
Precio mínimo viaje sencillo con Oystercard: £2,40

Precio de Travelcard diaria para usarla de modo ilimitado: £12,70 (hasta zona 4)
Gasto máximo diario con Oystercard (equivalente a usarla de modo ilimitado): £7 libras (zona 1 y 2), £10,10 (hasta zona 4).