16 de agosto de 2019

15 datos sobre la Universidad de Oxford (Reino Unido)

La Universidad de Oxford es sin dudas una de las casas de estudio más conocidas del mundo. Esta es reconocida a nivel mundial por su prestigio, aunque también tiene algunas características que la hacen distinta a otras, y una historia particular. 

Por eso acá van quince datos para poder conocer un poco más sobre esta universidad.


La Universidad de Oxford no tiene fecha exacta de fundación. Hay pruebas que señalan que en el año 1096 se comenzó a dar clases en la ciudad, aunque recién en 1231 les brindarán el status de universidad.

Aún sin haber fechas exactas, se considera a Oxford la universidad de habla inglesa más antigua del mundo. Tiene lógica, ya que para el siglo XIII, cuando esta se empezó a desarrollar, no estaban ni cerca aún de ser conquistados por Gran bretaña otros países de lengua inglesa como Estados Unidos o Australia.


La otra universidad famosa del Reino Unido, Cambridge, va a nacer de un grupo de estudiantes y profesores de Oxford que en 1209 abandonaron la institución luego que fue temporalmente disuelta.

El auge de Oxford como ciudad universitaria va a ser producto que en 1167 cuando el rey Enrique II prohibió a los estudiantes ingleses ir a estudiar en Francia, y por ende tuvieron que buscar alternativas dentro de la isla.

Oxford tiene un sistema organizativo distinto al que estamos acostumbrados en otros países del mundo, por ejemplo los hispanohablantes. La universidad no está compuesta por campus y facultades, sino que es colegiada. Esto significa que se divide en colleges, unas instituciones independientes, autogobernadas y con recursos propios, donde los estudiantes realizan todas sus actividades: Comer, dormir, estudiar, practicar deportes, etcétera. En cada colleges se dan todas las asignaturas, más allá que alguno pueda tener más fortalezas en determinada área. No importa si un estudiante es nativo de Oxford, y tiene su casa en la ciudad, tiene la obligación de vivir en el College.

Esta estructura de Colleges nació producto que al aumentar la cantidad de gente que llegaba a la ciudad a estudiar, comenzaron a surgir residencias universitarias, las cuales fueron creciendo y pasaron a ser los actuales colegios.


Actualmente ciudad y universidad son casi una sola, pero la convivencia entre pobladores y estudiantes no siempre fue fácil. El 10 de enero de 1355 se produjo un conflicto denominado motín de Santa Escolástica, luego que unos estudiantes tengan un enfrentamiento con el tabernero y un camarero de un bar. Este hecho desencadeno en un conflicto generalizado que terminó con 30 pobladores y 60 estudiantes muertos.

La universidad posee museos, teatros, e incluso una Catedral. Esto se debe a que la Catedral de Oxford se encuentra dentro del Christ Church, uno de los colegios más prestigiosos de Oxford.

A la vez, a la universidad le pertenece la biblioteca Bodleiana (Bodleian library), la segunda más grande del Reino Unido. Esto se debe a que es una de las cinco bibliotecas del Reino Unido que se rige por el deposito de derecho de autor, por lo que tiene que poseer una copia de cada obra publicada en el Reino Unido.


El deporte más popular de Oxford son las carreras de regatas o remo. Estas suelen tener un método particular, y es que las embarcaciones no compiten sobrepasándose o cronometrando tiempos. Sino que como se suele desarrollar en ríos estrechos, tienen un sistema llamado “Bumps race” o Torpids, donde una embarcación para sobrepasar a la otra tiene que aproximarse y embestirla. En ese momento un juez le indica a la que fue chocada que perdió la posición y tiene que dejar paso. En la actualidad el sistema fue modificado y no es necesario “tocar” al que está delante, sino que cuando una embarcación se esta acercando demasiado a otra, el juez le indica a la que se encuentra delante que deje pasar a la otra.

Pero la regata más famosa es sin dudas la de Oxford contra Cambridge. Esta se realiza en un tramo del río Támesis en Londres, y acuden a observar más de 250.000 personas, aparte de los millones que la miran por televisión. Si bien Oxford ganó la primer carrera, en la actualidad la ventaja la lleva Cambridge.

No muchos saben que la universidad de Oxford tiene una especie de hermana menor y poco reconocida: La Universidad de Oxford Brookes. Ambas no tienen nada en común, y Brookes comenzó siendo un politécnico que luego le asignaron el grado de universidad. Hay quienes dicen que a esta van quienes no logran ingresar a Oxford, principalmente extranjeros que quieren exhibir un diploma de Oxford, por más que tenga el “Brookes” al final. Aunque también se considera que ambas tienen perfiles distintos y que Brookes no le envidia nada a Oxford, ya que por ejemplo es una de las mejores universidades de arquitectura del mundo. Salvo el prestigio seguramente…

Hay dos modos de matricularse para estudiar en Oxford: Matriculación abierta, que significa que la universidad envía la solicitud a todos los colleges, y el que considere que el estudiante tiene un perfil adecuado para ser miembro lo puede aceptar. O matriculación cerrada. En este caso el estudiante envía la solicitud a uno en particular. El riesgo de esto último es que si te rechazan, hay que esperar hasta el siguiente año para volver a ingresar. Este método lo suelen utilizar familias aristocráticas, o quienes tengan antepasados que hayan sido miembros de un college, y por ende, al estar ya el perfil familiar dentro, hay más posibilidades de ser aceptados.


Para ingresar a Oxford no basta con tener buenas calificaciones. Algunos exámenes incluyen pruebas que involucran analizar nuestra capacidad de razonamiento y no solo de memorizar. Por ende, si en la escuela teníamos las mejores calificaciones por estudiar siempre de memoria, acá no tenemos garantías de ingresar.

Finalmente más de uno se preguntará cuánto cuesta estudiar en Oxford. Hay que decir que la matrícula anual es de 9000 libras (menos de 12.000 dólares) casi un cuarto del precio que se paga por ejemplo de Harvard. Esto es porque Oxford igual que Cambridge son universidades públicas, y 9000 es el valor máximo que puede cobrar una universidad en Reino Unido. Pero no hay que emocionarse. a Este gasto hay que sumarle entre 8000 y 12000 libras más por vivir en el college. Y con otros gastos que tienen los estudiantes durante el año, se calcula que se necesitan 30000 libras al año.

0 comentarios:

Publicar un comentario