Header Ads

Los dragones que cuidan a la ciudad de Ljubljana [Eslovenia]

Unos de los 4 pilares con dragón a la guardia del puente.
Zmajski most en el idioma original, o simplemente “el puente de los dragones” para los hispanohablantes.


Desde principios del siglo pasado atraviesa el río Ljubljanica, y es uno de los iconos de Ljubljana, la bella capital de Eslovenia.


Construido en 1901 de acuerdo con el proyecto de Jurij Zaninovic. Fue realizado reemplazar el viejo puente llamado “los carniceros”, y fue uno de los primeros puentes de concreto en Europa. Cuando se abrió al público, era el tercer puente de arco único más grande de Europa y hoy se considera uno de los puentes más bellos de la secesión vienesa.


Inicialmente se pensó en estatuas de grifos, el mítico animal mitológico, para "vigilar" el puente. Luego como suele suceder durante la etapa de diseño, el proyecto cambió y los grifos fueron reemplazados por dragones. En total hay 4 dragones por esquina y otros 16 más pequeños repartidos por el puente.


Detalle con cabeza de dragones en el centro del puente.
¿Pero por qué un dragón? La leyenda dice que Jason, huyendo con sus compañeros Argonautas, se detuvo en las áreas donde actualmente se encuentra la ciudad y mató a un terrible dragón allí.
Sin embargo, los dragones del puente no son de raza local, sino que se produjeron en una fábrica en Viena y se agregaron más tarde.


Hoy los dragones son el símbolo de la ciudad y su efigie se puede ver dispersa en casi todas partes de la ciudad, incluso en las cerraduras de las alcantarillas en la calle. Además, el Carnaval del Dragón se celebra todos los años.