15 de noviembre de 2012

Sucre, la ciudad blanca [Febrero 2011]

Nuestro viaje se acercaba al final. Luego de recorrer gran parte del Altiplano llega el momento de la ultima ciudad. A diferencia de Potosí, un cielo azul, con muy pocas nubes que no llegan a tapar el sol, nos permitirán ver la ciudad blanca de Sucre en todo su esplendor.


Si vemos un mapa, o cualquier manual, Bolivia posee dos capitales, Sucre y La PazLa primera es la capital histórica del país, pero perdió su rol en la guerra civil de 1898 cuando la derrota de Chuquisaca frente a La Paz, convirtió a esta última en la sede del poder Ejecutivo y Legislativo, siendo Sucre sede del poder Judicial. Caminando por las calles de Sucre, esta realidad cambia, para sus habitantes, la misma sigue siendo la única capital constitucional, sin reconocer a La Paz, o reconociéndola solamente como "el lugar donde vive el presidente".

Esta ciudad fue planificada como residencia y centro de la burguesía española, obteniendo grandes beneficios de la extracción de plata, principalmente de Potosí y sus minas de Porco.
Sus característicos edificios pintados de blanco, sus monumentos y arquitectura colonial, permitieron que en 1991 la UNESCO la declare “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, título que hasta el momento solo se le adjudicaba a Potosí dentro del país.







A pesar de no brindarme seguridad, deseaba viajar en el bus carril, que une Potosí con Sucre. Un bus montado sobre rieles de ferrocarril que atraviesa gran cantidad de comunidades andinas aisladas, siendo de gran utilidad para comunicar a estas con las dos ciudades vecinas. Lamentablemente ese día no circulaba, y optamos por el autobús común. Desde allí, en otro, nos dirigimos hasta el centro de la ciudad.

Bajaremos en la avenida Hernando Siles y Aniceto Arce . Caminamos sobre esta ultima, donde, al llegar a Ravelo, nos encontramos con la primer muestra de esplendor: Unas arcas blancas, nos hacen notar que nos encontramos frente a la Iglesia de San Francisco.

Frente a la iglesia, ingresamos en el hostel "La plata" (Antiguo nombre de la ciudad). Por su cercanía a la plaza 25 de Mayo , y por encontrarse a la vuelta del mercado central, decidimos alojarnos allí. El precio: 25 bs (3,5 U$S) la habitación doble. Seguramente podíamos conseguir alguno más económico, pero a esta altura del viaje, y por su ubicación, no lo consideramos caro. Al subir a la habitación, comprobamos que valía su precio, ya que nos encontraremos con la más amplia de todo el viaje. Más tarde, al salir a recorrer la ciudad, nos reiremos al enterarnos que nos encontrábamos frente a la sede del ejercito.

Llegamos cerca del mediodía, por ende, luego de acomodarnos, nuestra primer visita seria al mercado central. Deseábamos probar los chorizos típicos de Chuquisaca, y consideramos a este como el mejor lugar. El mercado cuenta con cientos de puestos, donde se vende desde carne, verdura, vegetales, como tantos otros productos alimenticios. Al consultar donde podíamos comer, nos indican que en el segundo piso se encontraba el comedor. Luego de subir las escaleras nos encontramos con distintas mujeres cocinando (a veces con su familia colaborando), cada una junto a una larga mesa donde se sientan todos los comensales de ese "puesto". Allí pedimos los chorizos que buscábamos, junto a una gaseosa grande, no gastando mas de 12 bs (1,7 U$S) en cada plato.

Después de almorzar, nos dirigimos a la plaza 25 de mayo, donde, en su centro, monumentos de varios leones parecen custodiar la estatua de Antonio Sucre.


Luego de recorrer la plaza, ingresamos a la casa de la libertad. La entrada cuesta 15 bs (2,10 U$S) pero el derecho a tomar fotografías 10 bs (1,4 u$s) más (La ausencia de fotos propias, indica claramente que no pagamos este permiso)

Entre sus varias salas, tres me llamarían la atención:

La sala de los presidentes, por que aquí, por primera vez me explicaran el significado de los colores de la bandera boliviana:

La franja de color rojo, representa la sangre derramada por nuestros héroes para el nacimiento y preservación de la República.

La de color amarillo, representa nuestras riquezas y recursos naturales.

La de color verde, representa la riqueza de nuestra naturaleza y la esperanza, como un valor principal de nuestra sociedad.
Decreto Supremo, 14 de julio de 1888.


Luego visitamos la sala de los guerrilleros, aquí se encuentran los restos de Juana Azurduy, quien fuera parte de las luchas por la independencia latinoamericana.

Continuo a esta, la siguiente sala sera la que más nos llamara la atención, aquí se encuentra la bandera de Macha, la cual esta formada por dos franjas blancas con una central de color celeste, y lleva este nombre por haber sido encontrada en una iglesia de aquella localidad. Lo llamativo de esta, es que justamente es la primer bandera argentina, creada por Manuel Belgrano. La cual, luego de la retirada de la batalla de Ayohuma, fue guardada y olvidada en la capilla de Titiri.

A la salida, nos encontraremos con los festejos de carnaval, donde una parte de la juventud se junto a los alrededores de la plaza. Nos quedamos observando un rato, para luego continuar el recorrido. A la noche, las comparsas los continuarían.




Antes de perdernos por las calles de la ciudad, visitamos la catedral y el congreso de la ciudad, luego caminamos por la calle "Estudiantes", y sin planificarlo, la Universidad Mayor San Francisco Xavier, lugar donde se formaron gran parte de quienes llevaran adelante el proceso de independencia en Latinoamérica, se encontraría frente a nosotros.

Desde allí, nos dirigimos hacia un parque que llamo nuestra atención al armar el itinerario de viaje: La pequeña París de Bolivia, el Parque Simón Bolívar.

El parque, con su estilo francés (o eso dicen, ya que no conozco Francia ni mucho de sus estilos) fue construido en el siglo XVII y modificado a mediados del siglo XVIII. Al llegar nos encontramos con una replica más pequeña del Arco del Triunfo de París. En el año 1906, se pedirá a Gustavo Eiffel, autor de la torre parisina, la construcción de una replica de su obra. Hoy día, la misma se encuentra en un arenero destinado a los niños.





Al caer el sol, de vuelta en el centro de la ciudad, las angostas veredas se encontrarían repletas y en la calle la comparsa San Simón, quienes serian los encargados del show de ese día.

Por la noche, volveríamos a padecer de una lluvia. Ante esta situación, caminamos al mercado central en búsqueda de unos naipes, ya que el día anterior los anteriores dejaron de servir. En la esquina del mercado nos encontramos con un puesto llamativo: Un horno móvil en el cual se realizan distintas variedades de pizzas. Ya era horario de cenar, por ende aprovechamos la oportunidad, y elegimos esta opción para comer. Para acompañar, una cerveza "Autentica" que conseguimos sobre la avenida Siles.

Al día siguiente, el Parque Cretácico nos esperaría.





Información útil

Chorizos de Chuquisaca: 2 chorizos más ensalada: 12 bs (1,7 U$S) en el mercado central.

Ingreso a casa de la libertad: 15 bs (2,10 U$S)

Derecho a fotografías Casa de la Libertad: 10 bs (1,4 u$s)

Hostel La Plata: Calle Ravelo, casi Junin. 25 bs (3,5 U$S) la habitación doble con baño compartido

0 comentarios:

Publicar un comentario