9 de enero de 2013

El campamento Base y ascenso al cerro Ventana

El cerro ventana se encuentra a 25 km de Sierra de la Ventana. Para llegar allí, nos tomamos una Combi, que nos deja en la entrada del Parque Provincial Ernesto Torquist, dentro del cual se encuentra el cerro Ventana, y el campamento base.

Como llegamos después del mediodía, los guardaparques no nos permitieron subir al cerro. Por lo tanto, decidimos acampar y realizar las caminatas más cortas, dejando el cerro para el próximo día.

Comenzamos dirigiéndonos a la garganta olvidada. Particularmente, me resulto una caminata agradable para acostumbrar mis piernas al terreno, y prepararme para subir a la ventana. Ofrece la posibilidad de tomar algunas fotografías, pero no más que eso.



Luego regresamos al camping, donde nos informan que los alimentos y bebidas que poseían eran mínimos, pero que a 4 km había un poblado donde adquirir provisiones. Por lo tanto, optamos por dirigirnos allí. Tomé la heladera portátil y comencé a caminar.

El camino se hizo más largo de lo esperado, pero finalmente encontré el almacén donde comprar.

El regreso seria distinto. Llevar una conservadora repleta, no resulto una tarea sencilla, no tanto por su peso sino por lo incomodo que resulta llevarla. Así que luego de intentar caminar por casi un kilómetro, decidí frenarme y hacer autostop a los pocos vehículos que circulaban

Minutos después, una familia que se dirigía a uno de los poblados vecinos a pasar el día, me dejaría en la puerta del parque.
Al día siguiente, emprendimos la subida al que es seguramente el cerro más conocido dentro de la provincia de Buenos Aires.

Despues de registrarnos en la oficina de los guardaparques, emprendimos el ascenso. 

El camino se encuentra señalizado, siendo diez las etapas para llegar hasta la cima. Las mismas, oscilan entre senderos planos, caminos donde hay que pisar con mucho cuidado, y otros donde un poco tendremos que treparnos. Aún así, no lo considero de gran dificultad si se realiza al ritmo adecuado.






En nuestras casa, o cuando nos vamos de viaje, siempre deseamos tener esa ventana que ofrezca la mejor vista del lugar. En la cima de este cerro, una ventana que parece allí puesta mágicamente, señala al lente de la cámara, nada más y nada menos, que el cerro tres picos, que con sus 1239 m.s.n.m es el punto más alto de Buenos Aires. (Buen detalle del ascenso en www.welcomeargentina.com

De vuelta en la base, nos dirigimos a los piletones, donde unas pequeñas cuencas de agua, permiten bañarse. Mi tío Pedro lo hizo sin ningún inconveniente, pero yo, que sufro mucho el frío, considere que el agua estaba a una temperatura muy baja, por lo que solo ingrese unos minutos para bajar la temperatura de la caminata.



Las cimas más altas corresponden al cerro Tres Picos.

Durante toda la noche, padecimos una tormenta con mucho viento. Por como se movía el cubre techo, pensé que la carpa no soportaría toda la noche. Pero afortunadamente a la mañana siguiente encontramos todo en condiciones.

Ese día, nos dirigimos a Torquist, de donde tomaríamos el tren de regreso a Buenos Aires.

Consejos para el Cerro Ventana:

Esperar las combis que conectan con las distintas localidades en la parada que se encuentra en la ruta, frente a la puerta de ingreso al Parque Ernesto Tornquist.

La proveeduria del campamento base del Cerro Ventana, cuenta con pocas cosas. Es recomendable llevar lo necesario, ya que el almacén mas cercano se encuentra a cuatro kilómetros.

Es recomendable sujetar bien la carpa en el campamento base del cerro ventana, ya que por la noche puede haber fuertes vientos.

La escalada al cerro Ventana se debe comenzar antes del mediodía. Fuera de ese horario los guardaparques no permiten subir.

0 comentarios:

Publicar un comentario