16 de agosto de 2016

Preguntas y respuestas sobre el boleto turístico de Cusco.

Si estas pensando en recorrer Cusco, y escuchaste, leíste o te comentaron de un boleto turístico necesario para ingresar en algunos sitios, a continuación se encuentran las respuestas a las preguntas y dudas más frecuentes.

Aclaración: Los datos generales del siguiente contenido están realizados en base a información oficial. No así las opiniones, consejos y recomendaciones, que son fundadas en mi criterio y experiencia personal.

¿Que es?

El boleto turístico es el ticket que permite el ingreso a diez de los sitios arqueológicos más conocidos del Valle Sagrado de los Incas, ubicados dentro del departamento de Cusco (aunque será aclarado más adelante, NO INCLUYE MACHU PICCHU), y seis museos de la ciudad de Cusco.

¿Cuantos tipos de boletos existen?

Existen dos tipos de boleto, uno integral y otro parcial (este último se divide en tres). El integral incluye los 16 atractivos. En cambio los parciales comprenden tres circuitos distintos que permiten visitar entre cuatro y seis atractivos cada uno.

¿Cuanto cuesta?

El precio del integral para extranjeros es de 130 soles y 70 soles para estudiantes de hasta 25 años. En el caso del parcial es de 70 soles cada uno.

¿Donde se compra?

El principal lugar donde conseguirlo es la oficina de COSITUC (Comité de Servicios Integrados Turístico Culturales-Cusco): Avenida Sol N° 103, de Lunes a Viernes de 8 a 17:30hs y sábados de 8:30 a 12:30hs.

¿Que atractivos incluye cada boleto?

Boleto integral:

Museos de Cusco: 
● Museo Histórico Regional 
● Museo de Arte contemporáneo 
● Museo de Arte Popular 
● Museo de Sitio de Qorikancha 
● Centro Qosqo de Arte Nativo 
● Monumento al Inca Pachacutec

Templos, poblados y ciudades:
● PukaPukara 
● Tambomachay 
● Pisac 
● Ollantaytambo 
● Chinchero 
● Moray 
● Sacsayhuaman 
● Tipón 
 Q’enqo 
● Piquillacta



Boletos parciales:

Circuito I:
● Sacsayhuaman
● Q’enqo
● PukaPukara
● Tambomachay

Circuito II 
● Museo Histórico Regional 
● Museo de Arte Popular 
● Museo de Sitio de Qorikancha 
● Monumento al Inca Pachacutec 
● Tipón

Circuito III 
● Pisac 
● Ollantaytambo 
● Chinchero 
● Moray



¿Que no incluye el boleto?

Algunos de los atractivos más relevantes que no incluye el boleto turístico son: 

● Machu Picchu. 
● Salineras de Maras.
● Museo Inca.
● Museo de Arte Precolombino.
● Museo del convento Santa Catalina. 
●Templo Qoricancha / Santo Domingo. 
● Catedral de Cusco. 
● Iglesia de la Compañía de Jesús. 
● Museo y catacumbas de la Iglesia de San Francisco.



¿Por cuantos días es válido cada boleto?

El boleto integral se puede utilizar por diez días, de los parciales el circuito I por un día, y el II y III por dos días.

¿Es tiempo suficiente para visitar todo?

En el caso del integral, es tiempo de sobra. Incluso sería posible que recorriendo de manera menos distendida, en el medio podamos dedicarle tres o cuatro días a Machu Picchu, y aún así llegar a visitar todo. 

El circuito I puede realizarse sin problemas si nos movilizamos en transporte. En caso de optar por caminar de un destino a otro, sigue siendo posible pero tendremos que levantarnos temprano y optimizar al máximo los tiempos.

En el circuito II un día es suficiente para recorrer de manera pausada los museos de la ciudad, y en otro Tipón y Pikillacta.

El circuito III también es factible de hacer, pero visitando solo las ruinas, sin dedicarle tiempo a recorrer los poblados o relajarse. Solo el sitio arqueológico de Pisaq puede llevarnos medio dia. Y una vez en Moray, sería pertinente acercarse a recorrer las salineras de Maras aunque no se encuentren incluidas.


¿Es posible visitar los lugares incluidos sin el boleto?

En algunos casos sí, pero en general no. La mayoría de los sitios solo permiten ingresar con el boleto, y no es posible comprar un ticket de ingreso exclusivo para un solo lugar, ni siquiera en la entrada del lugar. En algunos complejos arqueológicos el control de ingreso es laxo, o por sus dimensiones pueden encontrarse caminos alternativos, y una vez dentro nadie nos pedirá el boleto. Pero por un lado dependeremos de la fortuna, y a su vez, aquellos menos controlados son los “menos interesantes”.

¿Cuales son los lugares imperdibles y cuales prescindibles? ¿Por qué?

Si pagamos por visitar todos los atractivos y tenemos tiempo suficiente, es aconsejable aprovechar el dinero invertido y recorrer todo.

En el caso de las ruinas, cada una suele destacarse por tener caracteristicas o (ex)funciones distintas a las otras. Si tenemos que elegir solo algunas, una alternativa de ver de manera integral las distintos rasgos de la arquitectura precolombina es visitando: Moray, Pikillacta, Pisac y/o Ollantaytambo.

Las primeras que podríamos optar por descartar, son a su vez las más cercanas a Cusco y rápidas de recorrer por dimensiones y cercanía una de la otra: Qenqo, PukaPukara y Tambomachay. 

En el caso de Sacsayhuaman, vale la pena visitarla por ser un lugar importante para comprender la ciudad de Cusco y que no demanda alejarse mucho de la ciudad, aunque esta ventaja hace también que nos quede lejos del resto de las imperdibles.

Los museos incluidos suelen servir para comprender Cusco, las culturas Preincaicas, Inca y el periodo de dominio Español (osea, basicamente todo lo necesario). Aunque no son los mejores, ya que los más reconocidos de la ciudad y aquellos que pueden resultarnos más interesantes, no están incluidos. En caso de tener el boleto integral, no está de más tomarse un día (o incluso solo medio) para realizar una recorrida por ellos, si no es así, evitaría comprar el boleto parcial del circuito II que es el que los incluye, e invertir ese dinero en pagar las entradas del museo Inca, Qoricancha, San Francisco, etc.

Es aconsejable tomarse también una tarde/noche para ver el espectáculo de música y danzas Andinas del Centro Qosqo de Arte Nativo.


¿Merece la pena visitar el Valle Sagrado?

Esto es algo personal que depende los gustos e intereses de cada uno, aunque entendiendo que quien está pensando visitar Cusco, y está leyendo esta nota, cierta intriga e interés tiene en hacerlo (o al menos analizar la posibilidad) y comprende que implica visitar museos y ruinas (entiéndase como piedras apiladas).

Aclarado esto, el Valle Sagrado merece ser visitado y recorrido. Posee cientos de lugares a explorar, la mayoría de ellos no publicitados o fuera de las rutas tradicionales. Quienes no disponen del dinero o prefieren evitar la hiper turística Machu Picchu, encontrarán en el Valle lugares hermosos que los dejaran igual o más satisfechos (eso sí, sin la foto con la ciudadela y el Huayna de fondo).

Finalmente ¿Merece la pena comprar el Boleto Turístico?

La respuesta depende del tiempo y obviamente las ganas que tengamos de conocer el Valle Sagrado. (No) está de más aclarar que si ya sea por tiempo o decisión personal nuestro objetivo de viaje es conocer solo Machu Picchu, no tiene sentido comprarlo. Tampoco si no somos amantes de ver muchos sitios arqueológicos y con visitar uno ya creemos que es suficiente.

Si deseamos recorrer el Valle y apreciamos visitar museos y ver ruinas, comprar el boleto turístico es la forma más sencilla de hacerlo, conociendo los lugares clásicos y por ende más visitados, y la única si consideramos que en muchos lugares no podemos entrar sin él.

Debemos considerar que para visitar la ciudad de Cusco, el Valle y Machu Picchu necesitamos por lo menos una semana (solo Machu Picchu entre viaje y recorrido requiere tres días). 

Por ende, si dispones del tiempo, las ganas y preferís recorrer con autonomía pero sin complicaciones y visitando solo “lo más turístico”, no dudes en comprar el boleto.

Finalmente, si no vas a visitar museos (o preferís ir a los que no están incluidos en el boleto) y lo tuyo es evitar los lugares turísticos, optar por sitios alternativos y explorar por tu cuenta, el Valle Sagrado, así como todo el Departamento de Cusco, es el lugar ideal, no necesitas comprar el boleto, y aún así disfrutar de explorar el antiguo Imperio Inca.

0 comentarios:

Publicar un comentario