10 de septiembre de 2019

Qué ver en Londres en 3 días

Londres es sin dudas una de las ciudades más visitadas del mundo. Un infaltable dentro de un viaje por las capitales europeas, y una escapada habitual para los residentes del continente.

Tiene tanto para ver, y a veces en tan poco tiempo, que es difícil elegir, y decidir que priorizar. Por eso, este artículo estará destinado a organizar un eventual recorrido a pie por los principales atractivos de la ciudad en tres días. Los dos primeros para recorrer los principales y más clásicos emblemas de la ciudad, y un tercero para ingresar en museos, pasear por sus parques, o visitar las atracciones que nos falten. En caso que nuestro viaje sea de cuatro o cinco días, esta guía también es válida, ya que podemos destinar los otros días a hacer otra de las actividades del tercero.

Primero que nada, hay que aclarar que Londres es una ciudad muy grande, por lo tanto, hay mucho que hacer y ver, y también depende lo que visitemos, hay que desplazarse bastante. Por eso es importante familiarizarse con el transporte, para que luego no sea un dolor de cabeza (para eso pueden leer este artículo, o ver este video que dejo abajo).


Y a su vez, tenemos que tener en claro que en tres días lo que podemos llegar a hacer es lograr una vista de la ciudad muy general. Para poder ver la mayoría de los puntos de interés, barrios fuera del centro, y entrar en varias de las atracciones pagas y los principales  museos, necesitaríamos al menos una semana, a un ritmo intenso. Pero para quienes no pueden darse el lujo de tener tantos días en la ciudad, va esta guía como referencia.

La parte turística de la ciudad se divide en dos: Por un lado Westminster, y por el otro La City. Recomiendo un día para cada parte, con un poco de margen para entrar en una o dos atracciones por día.

Día uno

En Westminster, lo clásico a visitar es:

Trafalgar Square, centro neurálgico de Londres. Junto a esta, se encuentra la National Gallery, la principal pinacoteca del país, y una de las más importantes del mundo.

Tiempo para recorrer la National Gallery dentro: mínimo dos horas.



Muy cerca se ubican:

El Palacio de Buckingham, donde vive la Reina, y que cuenta con su famoso cambio de guardia a las once de la mañana.

Si queremos ver el cambio, lo ideal es llegar al menos media hora antes para estar lo más cerca posible. Por ende, nos llevaría cerca de una hora.

The Houses of Parliament o simplemente “El Parlamento” con su hiper conocida “Elizabeth Tower”, más conocida como “Big Ben”, por el nombre de su campana (Este se encuentra en obras hasta aproximadamente 2021) y a su lado la Abadia de Westminster, principal iglesia de la monarquía, y lugar donde se realizan las coronaciones, casamientos reales, y demás eventos relacionados a la monarquía.

Si entramos a la Abadía, tenemos que contar con al menos media hora para visitarla, más la cola de ingreso, que puede ser de diez minutos a una hora.

Finalmente, el London Eye, la noria más alta de Europa y hasta 2006 lo era del mundo. Subir lleva media hora, más la cola, depende el ticket que tengamos.





El Barrio del Soho con:

Piccadilly Circus, junto a Trafalgar, el otro centro neurálgico. Destaca por sus grandes pantallas publicitarias y por ser el punto de partida para quienes van a los teatros de la zona.

Chinatown, el barrio de la comunidad asiática dentro del barrio del Soho. Ideal principalmente para ir a comer (si nos gusta la gastronomía oriental) y para ver las decoraciones que lo identifican.

Leicester Square, zona de los principales cines y lugar donde se realizan los estrenos o Premiers de películas británicas. Recomendable también para visitar las tiendas de Lego y M&M.

Esta zona es muy interesante de día, pero se puede aprovechar a hacer de noche, ya que es el área de los teatros y se puede apreciar su gran ambiente sin desperdiciar horas de sol.

Muy cerca se encuentra Covent Garden, donde destaca el mercado (abierto hasta las 18hs), y un lugar un poco secreto y escondido que se llama Neal's Yard.







Todo eso se puede hacer en un día. Con tours, el tiempo promedio en el cual se realiza todo es alrededor de cuatro horas y media (sin ingresar a ningún sitio). Sin tour, y caminando tranquilos, puede ser seis. A eso tenemos que sumarle el tiempo que necesitemos para comer y descansar y eventuales visitas.

Día dos

Para el segundo día tenemos La City. Esta es la parte financiera y de los rascacielos. Es es la zona alrededor de la cual se empezó a fundar Londres en época de los Romanos.

Aún hay algunos vestigios de ese periodo, pero no son prioridad número uno si tenemos poco tiempo.

Los principales puntos a visitar son:

Catedral de Saint Paul, la segunda iglesia más grande de Europa, y un ícono de la ciudad Por dentro, visitarla requiere cerca de media hora, más otra hora si queremos subir a la cúpula.

Un poco más alejada, se encuentra la Torre de Londres, antigua fortaleza de la ciudad, cárcel, y residencia real, entre otras funciones. Se recomienda visitarla en tres horas. En temporada alta, solo para entrar a ver las joyas de la corona hay media hora de cola.

A su lado se ubica el Puente de la Torre o Tower Bridge. Posiblemente uno de los puentes más hermosos del mundo.




Técnicamente fuera de La City, pero muy cerca de Saint Paul, vale la pena visitar la orilla sur del río Támesis. Ahí nos podemos encontrar con un hermoso paseo para relajarse o hacer interesantes fotografías. Y aparte encontraremos: el Millenium Bridge (Mirar los chicles del piso convertidos en obras de arte), la Tate museum (Museo de arte moderno), y el Shakespeare's Globe, una reconstrucción de un teatro llamado Globe para el cual William Shakespeare escribió sus obras.

También en la orilla sur, esta vez más cerca de la Torre, encontramos: El Borough Market, uno de los mercados de alimentos más antiguos y grandes de Londres. El HMS Belfast, un barco de la Marina Real Británica que combatió en la Segunda Guerra Mundial.





Si nos sobra ganas y tiempo, en la City nos podemos encontrar con el Monumento al Gran Incendio de 1666, el cual ardió durante cuatro días y destruyó casi todo el centro medieval de la ciudad, Incluyendo más de 13000 viviendas, unas 80 iglesias, incluida la vieja Catedral y la bolsa de comercio.

Como lugar “secreto” pero interesante de esta parte, está el Leadenhall Market, cada vez más conocido por ser escenario de Harry Potter.




Esto es posible de hacer en tres horas intensas. Pero distrayéndose mirando los rascacielos y el contraste de edificios nuevos y viejos, mejor asegurarse cuatro, incluso cinco.

Día tres

Para el tercer día podemos elegir de dedicarlo a las atracciones que nos faltan ingresar.

O ver museos: National Gallery, British Museum, Ciencias Naturales son los gratuitos que más destacan.

Si queremos un poco de verde, tenemos parques como: Hyde Park y Kensington Gardens (muchas veces confundido con el Hyde por estar al lado), y más al norte el Regent Park.

Siempre existe la alternativa de pasear por un barrio un poco más alejado, pero eso lo dejo para otro artículo.



Si queres ver la versión en video, te lo dejo acá abajo.




0 comentarios:

Publicar un comentario