Header Ads

Dónde encontrar al principe sapo, vivir felices y comer perdices (de chocolate) [Bélgica]

Estatua de un sapo de chocolate en Amberes, Bélgica
¿Cuánto chocolate comieron en estos días de Pascua?

¿Saben ustedes cuál se considera el mejor chocolate del mundo y por qué?

Entre lo más ricos hay que destacar la producción de chocolate belga que sigue siendo fiel al modo de producción original del siglo XIX. La calidad de las materias primas es muy estricta: el cacao proviene de las zonas ecuatoriales de América y África y no se añade nada de grasas vegetales, dejando así un producto realizado 100% con cacao. Los otros ingredientes usados, como pueden ser frutos secos y fruta entre tantas opciones, también solo de gran calidad. A los chocolates que mantienen la tradición en la producción y una excelente calidad, el estado le otorga una certificación oficial, conocida como el sello “Ambao” que se puede identificar a la hora de comprar el chocolate.

Bélgica no solo destaca por su calidad, sino también por las innovaciones en el diseño. Jean Neuhaus, tal vez el mejor chocolatero de Bélgica, comenzó en 1857 a cubrir con chocolate las medicinas que vendía en su farmacia en Bruselas para que estas resultaran menos amargas a sus clientes.
Años después, cuando la familia ya se dedicaba a la producción de chocolate, su nieto Jean Neuhaus II se le ocurrió hacer un chocolate relleno inventando así el "praliné". La misma familia fue la creadora también del ballotín, la famosa caja para bombones.


Tan importante es el chocolate para los belgas que con él hacen arte. Por ejemplo, en la ciudad de Amberes se puede ver la estatua en la foto que representa a un príncipe sapo que espera a ser besado y está completamente realizado con chocolate. ¿Y dónde se puede encontrar la tienda de chocolate más grande al mundo? Obviamente en Bélgica, en el aeropuerto de Bruselas para ser más precisos. ¿A quién no le vino ganas de viajar algún día a Bélgica?