17 de julio de 2013

Lecce, la ciudad del Barroco.

A veces, simples motivos como la ubicación geográfica o pre-conceptos, pueden generar que regiones queden en el olvido, y por supuesto, fuera de "las rutas turísticas". Como bien sabemos, la mayoría de las ciudades visitadas de Italia, se encuentran de Roma para arriba. Por supuesto, hacia abajo esta "el Sur"...La Mafia, la pobreza, el atraso, y todo aquello que en algún momento escuchamos.
¿Para que ir al sur? ¿Cuales son sus atracciones? seguramente la respuesta más típica que recibiremos es: Por algunos volcanes, para ver una ciudad carbonizada por uno de ellos, increíbles playas “casi” inhóspitas, y no mucho más que algunos pueblos estancados en el tiempo. Pero no es así, y con el avance de mi viaje, un nuevo mito se va rompiendo. Lecce es una muestra clara, de como aquí también prosperó el arte y la cultura.
Ubicada en el Salento, la zona de la región de Puglia que normalmente denominamos "el taco de la bota", ya desde el tiempo de los romanos, esta ciudad (En aquella época conocida como "Lupia" o "Litium") jugaría un papel importante en la región. El anfiteatro y el teatro romano, construidos entre el siglo I y II, con una capacidad para 20.000 y 5.000 personas respectivamente, son algunos de los vestigios que podemos encontrar de aquella época.
Como muchas ciudades de Italia se iría moldeando, y adquiriendo rasgos culturales en base a la conquista de distintos pueblos. Romanos, Húngaros, Sarracenos, y Normandos, fueron algunos de los que tomaron posesión de la ciudad.
Anfiteatro Romano


Teatro Romano
¿Lecce= Leche?
Por su pronunciación, es habitual que los hispanohablantes asociemos el nombre de la ciudad con "la leche o lactosa". Podemos decir que esto no es así, ya que en italiano, la traducción es "Latte". Pero resultara curioso saber que la historia de Lecce, esta muy relacionada con la lactosa.
No solo los restos Romanos sorprenderán a quienes visiten la ciudad. Una tonalidad amarillenta, por momentos dorada, cubre cada rincón de una ciudad donde no se puede decir que solo hay algunas obras de arte, monumentos o esculturas, sino que todo el núcleo urbano es un museo al aire libre. Existen los edificios como Iglesias, con nombre y autor, dignos de visitar, pero increíblemente caminar sin rumbo por sus calles, implica encontrarse a cada paso con un marco de puerta o ventana, una columna, o balcón, realizado por algún artista desconocido, el cual decidió dejar su impronta ahí.




El color de la ciudad se debe a la piedra calcarea con la que se construyo la mayoría de los edificios y adornos. "La piedra Leccese" característica del Salento, fue clave para que el barroco pueda desarrollarse aquí como expresión artística. Su fácil maleabilidad llevo a la realización de infinidades de obras, lo cual hizo que Lecce, y ciudades cercanas como Gallipoli, posean el honor de identificarse por un estilo propio "El barroco Leccese".
Si bien, la piedra es excelente para trabajarla, tiene el defecto de no poseer gran resistencia a la intemperie. Curiosamente, los escultores que la utilizaban encontraron una solución muy simple a este problema: Humedecer la roca con leche. Al realizar esto, los poros de la piedra se cubren y le brindan una gran resistencia, lo que hace que aún hoy día podamos ver en gran estado de conservación, las obras realizadas hace varios siglos.
"La Florencia del Sur" o "La capital del barroco", como la denominan algunos, posee una arquitectura exagerada en todos los sentidos, tanto en horas de trabajo, cantidad de detalles, como también en belleza.
Como ejemplo se encuentra la "Basílica de la Santa Croce", la cual tardaron más de 100 años en finalizar su construcción, y combina el estilo renacentista (en la parte inferior) con el Barroco (Superior). Infinidad de detalles pueden observarse en ella, muchos con gran contenido simbólico. Entre tantos decorados y figuras algunos se destacan, como por ejemplo, el balcón sostenido por figuras de hombres y dragones. Se dice que estos hombres representan a los turcos que luego de perder la batalla de Lepanto, cargan sobre sus hombros el peso del cristianismo. Otro detalle se encuentra alrededor del Rosetón principal, donde, perdidos entre flores y otras figuras, aparecen los rostros de algunos hombres. Muchos aseguran que son las caras de los autores de la iglesia, que quisieron dejar su firma.



Basilica de la Santa Croce
A la derecha, figura humana representativa de la Batalla de Lepanto
Rosetón de la Basilica de la Santa Croce
Lamentablemente, no podemos negar las consecuencias de que Lecce se encuentre en el Sur, y fuera de las principales rutas turísticas. El paso del tiempo, y la falta de los cuidados necesarios, hacen que no todas las decoraciones se encuentren en perfecto estado. Pero esto también es parte de la dinámica de una ciudad, donde no solo hay que cuidar de mantener en condiciones una iglesia o monumento publico, sino que muchas de las obras dignas de mirar por un prolongado tiempo, al ser decoraciones de casas particulares, seguramente su mantención queda a criterio del dueño.
¿Como llegar?
En avión:

Los principales aeropuertos son el de Brindisi, ubicado a 48 kms, y Bari, a 166. Desde ambas ciudades existen trenes.
En tren:

Desde Milano u otra ciudad del norte existe un servicio directo, que es el InterCity Notte, que como su nombre lo indica, parte de Milano a la tarde/noche, y demora entre 11:40 y 13 horas. En la mayoría de los casos se debe cambiar de tren en Bologna, y el tiempo es entre 8 y 9 horas, con valores entre 45 y 150 euros para la clase más económica.
Desde Roma, se puede llegar directo en 5 horas y media en el Frecciargento, o con transbordos, tardando entre 8 y 11 horas. Los valores son similares para todos los servicios, y rondan entre 55 y 66 euros.
Desde Napoli, no existen servicios directos. Se puede llegar realizando solo un transbordo en Caserta, en un tiempo de 5:15 horas, por unos 52 euros. Hay opciones mas económicas desde 21 euros, realizando hasta cinco transbordos, combinando trenes y servicios de buses que brinda la misma Trenitalia, tardando entre 6:45hs y 8hs.
En Bus:

La empresa Marozzi brinda servicios desde Pisa, Florencia, Siena y Roma. Desde Milano, Marino Srl. Consultar también por alguna empresa del "Gruppo Baltour" (Baltour, Eurolines, Sena). La diferencia económica no siempre es grande, pero muchas veces la ventaja es que los servicios son sin escalas, y eso hace que los tiempos sean menores.
Alojamiento
Como sucede en muchas ciudades de Italia, Lecce no posee hostels. Los alojamientos más económicos son los Bed & Breakfast, con precios generalmente por encima de los 15 euros. En el caso particular de Lecce, no pague por alojamiento, pero he visto que los precios se encuentran por encima de los 18 euros. Generalmente los más económicos están cerca de la estación (la cual no esta lejos del casco histórico). Tener cuidado a la hora de reservar por Internet, ya que muchos se encuentran fuera de la ciudad.
Para quienes les guste viajar realizando Couchsurfing, la ciudad posee una comunidad muy activa, lo que hace que sea bastante sencillo conseguir a alguien que los aloje. En mi caso, la primer noche conseguí un couch, y mediante él, conocí a otro que me alojo una más en mi segunda visita. Como consejo, si llegan a la ciudad sin tener alojamiento, consulten por el bar "Il Barroccio", el cual es el lugar habitual de encuentro de la comunidad, quizás allí puedan ayudarlos a contactarse con alguien que los hospede.

0 comentarios:

Publicar un comentario